Posible sanción económica a Alemania de la UE

Posible sanción económica a Alemania de la UE

En la UE no descartan aplicar una sanción económica a Alemania. Este país, conocido como “la locomotora de Europa”, se encuentra actualmente bajo la amenaza de enfrentar una serie de nuevas medidas legales que podrían serle impuestas por la Comisión Europea (CE); tras una sentencia del Tribunal Constitucional de dicho país, al cuestionar duramente un programa de estímulo del Banco Central Europeo (BCE).

El Tribunal Constitucional alemán, en su fallo, claro está que sostuvo que no considera ilegal el programa de compra de bonos. Sin embargo, exigió al Banco Central Europeo que aclarara la proporcionalidad de sus medidas de política monetaria; considerando que este rebasaba sus límites con el billonario programa de compras de deuda. Además, ordenó al Bundesbank, con carácter inmediato, que dejara de comprar deudas en el lapso máximo de tres meses. Esto, en caso de que el Banco Central Europeo no justificara que las compras se ajustaban a las proporciones exigidas por el gobierno alemán.

Por supuesto: toda acción tiene una reacción

A raíz de estos hechos la Comisión Europea, en la voz de su presidenta, Ursula von der Leyen, denunció a la Comunidad Europea que Alemania, en mayo de 2020, incurrió en la infracción de la legislación comunitaria. Con esto se refiere a cuando el Tribunal Constitucional germano llevó a término la acción de inhabilitar y dejar sin efecto dicho multimillonario programa de compra de bonos, que formaba parte de una agenda de estímulo impulsada por el BCE desde 2015. Programa que, como bien se conoce, ya había sido previamente autorizado por el máximo tribunal de justicia europeo.

Los argumentos utilizados por el tribunal germano para impedir la aplicación de la medida rondaban acerca del hecho supuesto, de que dicho programa era parcialmente contrario a la Ley Fundamental (Constitución) de Alemania.

Ante esta actitud, la respuesta del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), máxima instancia judicial de la comunidad de países del bloque, fue defender la primacía de los tribunales europeos sobre los nacionales en materia de derecho comunitario. Alegó que una sentencia de ese tipo amenazaba, y de hecho, pone en peligro la estabilidad del ordenamiento jurídico de la Unión Europea (UE).

Lo que más preocupa a la CE es que esto no es nada nuevo

El fallo del Tribunal Constitucional alemán contradice el fallo emitido en 2018 por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. El cual consideró que el Banco Central Europeo actuó sin sobrepasar sus competencias. A raíz de esto el propio TJUE publicó un comunicado donde recalcaba que es la única corte con poder para determinar que un acto de otra institución europea, como el BCE, es contrario, o no, a la normativa comunitaria. Una prerrogativa que de ninguna forma puede atribuirse un tribunal nacional.

La Comisión Europea alega que se trata de un precedente peligroso. Esto se debe a que las sentencias del máximo tribunal de la UE son vinculantes para todos los Estados; considerando culpable a Alemania de infringir los principios fundamentales del Derecho de la Unión Europea. La presidenta Von der Leyen recalcó que: «plantea cuestiones que tocan el núcleo de la soberanía europea».

¿Habrá una sanción económica a Alemania??

Esta acción podría significar que la Comisión Europea lleve a Alemania a comparecer ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Esto sucedería si en dos meses no responde a las acusaciones de forma satisfactoria. Esta vez, definitivamente… y sí: en plena pandemia de Covid-19.

La postura oficial de la Comisión Europea fue dada a conocer durante la simbólica fecha en la que se celebraba el Día de Europa, y en el tiempo récord de dos horas. Cuando para nadie es un secreto que suelen tardar meses en dar contestación a asuntos de índole similar.

«Me tomo este asunto muy en serio. La Comisión está ahora en el proceso de análisis detallado de las más de 100 páginas de la sentencia del Tribunal Constitucional alemán. Sobre la base de esos hallazgos, consideraremos los siguientes pasos, incluyendo procedimientos de infracción». Declaró Von der Leyen a la pregunta escrita del europarlamentario alemán Sven Giegold, perteneciente al Grupo de Los Verdes.

La sentencia del Tribunal Constitucional alemán, la principal potencia económica de la Unión Europea, ha caído como una granada en medio de Bruselas; ya que ha obligado a la CE a plantarle cara al problema sin demoras ni miramientos. Esto se debe a que esta es, en los últimos tiempos, la segunda ocasión en que una institución nacional se atreve a cuestionar sus competencias. Como bien se conoce, Polonia fue la primera. En aquel entonces se negó a aplicar una sentencia del TJUE, que decretaba la suspensión de la extracción temporal de lignito, en la mina de Turow; cerca de las fronteras con República Checa y Alemania.

Entonces, ¿qué pasará en estos meses?, ¿Se castigará con una sanción económica a Alemania? Pronto lo sabremos. ¿La rapidez de esta resolución por la CE se puede ver como un llamado de atención al resto de los países del bloque?

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *