Overture, el nuevo avión supersónico

Overture, el nuevo avión supersónico

El avión supersónico se puede definir como una aeronave que tiene la capacidad de sobrepasar la barrera del sonido. A pesar que de este tipo de aviones empezaron a adquirir fama gracias a la NASA, que los empleaba para dar clases de instrucción a sus pilotos, poco a poco se fueron haciendo un hueco en el ámbito militar e, incluso, en el sector comercial. Ahora, el avión supersónico vuelve a introducirse en el transporte de pasajeros gracias a American Airlines y Boom Supersonic, que acaban de firmar un acuerdo para comprar hasta 20 aviones Overture.

Overture, un avión supersónico con una velocidad dos veces superior a la de los aviones comerciales

En la actualidad, ya existen innovaciones aéreas tan fascinantes como Sky Cruise, un hotel volador de lujo que permite disfrutar de unas vacaciones únicas surcando el cielo.

Pero Sky Cruise no es el único que ha logrado revolucionar el transporte aéreo. También destacan aeronaves como Overture, un avión supersónico que ha sido diseñado para trasladar de un lugar a otro a entre 65 y 80 personas al doble de velocidad que los aviones de pasajeros más rápidos. Y todo ello con una autonomía de casi 7.900 kilómetros.

Overture se convertirá en una realidad gracias a un acuerdo sellado por American Airlines y Boom Supersonic, dos compañías que tienen previsto adquirir alrededor de una veintena de estas aeronaves.

Sin embargo, tendremos que esperar hasta el año 2025 para asistir al lanzamiento de este avión supersónico que, si todo va según lo previsto, empezará a transportar pasajeros en 2029.

Esta operación será muy beneficiosa para American Airlines, que podrá ofrecer un servicio de gran valor a sus clientes y diferenciarse de sus principales competidores.

El Concorde, el avión supersónico que nadie ha olvidado

No es la primera vez que los aviones supersónicos dejan la NASA y la aviación militar para llegar hasta el transporte comercial. Y es que en el año 1976 ya existía la posibilidad de volar a bordo del Concorde, un avión supersónico de pasajeros que prestó sus servicios hasta 2003 y que conectaba aeropuertos como Londres Heathrow y París-Charles de Gaulle o John F. Kennedy y Washington-Dulles, entre otros.

Aunque el precio de un pasaje en el Concorde no era accesible a todos los bolsillos, quienes tenían la oportunidad de volar en una de estas aeronaves llegaban a su destino en la mitad de tiempo que en un vuelo comercial.

Pero, por desgracia, son muchas las personas que recuerdan el Concorde por el accidente acaecido el 25 de julio del año 2000 cerca del aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle de París, que se saldó con la vida de 113 personas y conmocionó al mundo entero.

El siniestro, unido al intenso ruido que se escuchaba en el interior de la cabina, los elevados precios de sus asientos y los altos costes de mantenimiento, provocaron que el Concorde dejara de volar en abril de 2003.

Ahora, los aviones supersónicos de pasajeros vuelven a la carga con proyectos como Overture, que llegará en 2025 para realizar viajes que superarán la barrera del sonido.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.