Kelme presenta concurso de acreedores

Kelme presenta concurso de acreedores

El número de empresas que presentan concurso de acreedores crece día tras día y, en esta ocasión, una de las últimas en sumarse al proceso ha sido Kelme, una marca que en España es distribuida por la empresa New Millennium Sports, fundada por los hermanos Diego y José Quiles y con sede en Alicante (Valencia).

No obstante, la actividad de fabricación, comercialización y patrocinio de clubes deportivos pertenece a Kelme Sports, una compañía que a día de hoy está controlada casi en su totalidad por la corporación china Yuanxiang.

Kelme, una marca deportiva nacida en 1977

Kelme es una marca centrada en la venta de calzado, ropa deportiva y otros accesorios relacionados con el deporte que comenzó su andadura en el año 1977.

Desde entonces, se ha esforzado por satisfacer las necesidades de deportistas tanto profesionales como amateurs y ha acompañado a personalidades de la talla de Conchita Martínez o Fermín Cacho, entre otras muchas figuras destacadas en el mundo del deporte.

A lo largo de su historia, Kelme ha logrado tener presencia en 40 países y ha apostado siempre por invertir en la mejor tecnología a la hora de fabricar sus productos.

New Millennium Sports solicita el concurso voluntario de acreedores

A la crisis económica derivada de la pandemia de COVID-19, que ha afectado a un gran número de empresas del mundo entero, hay que sumar la complicada situación que Kelme está atravesando.

Y es que la empresa ha perdido un pleito con un distribuidor deportivo de Panamá llamado K Sport que le reclama un total de 3,2 millones por infringir un acuerdo de licencia en el país centroamericano durante el año 2007.

En un primer momento, la entidad panameña pidió 12 millones de euros, aunque finalmente esa cantidad se redujo a 3,2 millones tras una sentencia de la Audiencia Provincial de Alicante que será recurrida ante el Tribunal Supremo por parte de la compañía New Millennium Sports .

En este contexto, no es de extrañar que Kelme haya solicitado el concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante, en la Comunidad Valenciana.

Es así como la marca deportiva intenta prevenir las terribles consecuencias que puede tener para la entidad el hecho de realizar un pago de 3,2 millones de euros.

En estos momentos, la firma está trabajando en el desarrollo de un plan de viabilidad que garantice la continuidad del negocio y mantenga todos los puestos de trabajo. No hay que olvidar que la corporación cuenta, en la actualidad, con una plantilla formada por 35 empleados.

Además, el equipo de Kelme también se encuentra inmerso en negociaciones con algunos de los acreedores con el objetivo de obtener la aprobación de un convenio, aunque tendremos que esperar un tiempo para descubrir si el proceso acaba teniendo éxito.

Pero esta empresa no es la única empresa del país que acaba de declararse en concurso de acreedores, ya que tampoco podemos olvidarnos de compañías como Xaraleira, una sociedad gallega dedicada a la cría de pequeños mamíferos que acaba de entrar en concurso de acreedores.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *