La empresa de motosharing Muving entra en concurso de acreedores

La empresa de motosharing Muving entra en concurso de acreedores

Aunque la vuelta a la normalidad ya ha empezado a instaurarse en varias comunidades autónomas españolas, la crisis económica provocada por la COVID-19 sigue viva y continúa engrosando las listas de empresas que entran en concurso de acreedores. Una de las últimas en sumarse a este proceso ha sido Muving, una firma gaditana dedicada al alquiler de motos eléctricas. La sede se encuentra en El Puerto de Santa María.

Muving, una empresa de motosharing

La actividad de Muving se ha centrado en alquiler de motos eléctricas. Este tipo de alquiler, también llamado motosharing, se ha puesto bastante de moda en los últimos años, fomentando la movilidad urbana ágil y ecológica al mejor precio.

Aunque la sociedad nació en Cádiz en el año 2017, con el tiempo consiguió expandirse y tener presencia no solo en “La Tacita de Plata”, sino también en Sevilla, Córdoba, Zaragoza y Valencia.

El alquiler de motos eléctricas con Muving es muy sencillo, ya que el usuario tan solo tiene que descargar la app en su teléfono móvil para poder encontrar y reservar el vehículo más cercano.

Hecho esto, únicamente debe acudir al lugar donde está aparcada la moto, utilizarla para trasladarse a donde desee y dejar aparcado el automóvil en una zona de uso Muving cuando ya no lo necesite.

Gracias a este servicio de motosharing, los usuarios tienen la oportunidad de moverse de un lado a otro con comodidad y sin necesidad de gastar dinero en seguros, combustible, revisiones o arreglos.

Muving entra en concurso de acreedores

A pesar de que el servicio de motosharing de Muving llegó a estar presente en varias ciudades del país, fue abandonándolas poco a poco debido a la escasa demanda que el servicio tenía fuera de las tierras gaditanas.

La última fue Sevilla, donde la entidad dejó de operar el pasado junio después de cuatro años de servicio debido, sobre todo, al duro golpe sufrido a causa de las restricciones en la movilidad que se implementaron durante la época de confinamiento.

Las dificultades con las que se ha ido topando Muving a lo largo de estos años han provocado que la empresa haya acumulado una deuda que ronda los seis millones de euros.

El estado de insolvencia actual ha llevado a los miembros de la sociedad gaditana a solicitar el concurso de acreedores con el fin de encontrar una solución a la situación en la que se encuentra.

En busca de un socio interesado en comprar

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Cádiz ha designado a Lener Administraciones Concursales como administrador concursal de Muving, aunque ha mantenido las facultades de Iván Contreras (cofundador) como administrador de la compañía.

En estos momentos, la sociedad de motosharing cuenta con una plantilla formada por 35 trabajadores y de su continuidad depende que encuentre a un socio interesado en la compra de la unidad productiva, aunque también existe la posibilidad de que, finalmente, Muving sea liquidada sin continuidad.

Sin duda, la empresa de alquiler de motos eléctricas está pasando por una situación muy complicada debido en gran parte a la pandemia de coronavirus. En nuestro diario no paramos de publicar empresas que entran en concurso, como Anfi Sales, S.L. y Anfi Resorts, S.L., dos sociedades del Grupo Anfi que entraron en concurso de acreedores hace menos de un mes.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *