Caída de Facebook a nivel mundial. La importancia de las redes sociales

Caída de Facebook a nivel mundial. La importancia de las redes sociales

El pasado martes 5 de octubre fue un día donde las noticias del Covid-19, la crisis en el medio oriente y el perpetuo ascenso del precio de la electricidad, por solo mencionar algunas, pasaron a segundo plano. Durante seis eternas horas, la caída de Facebook, Instagram y WhatsApp fue la más larga y simultánea de su historia a nivel mundial.

Durante seis horas casi todo el mundo se llevaron las manos a la cabeza preguntándose ¿qué será de nosotros si no arreglan “lo que sea que se haya roto”? Mientras tanto, el dinero iba corriendo en banda ancha por la alcantarilla mundial.

Consecuencia de la caída de Facebook, Instagram y WhatsApp en el mundo

Si no fuiste uno de los que se hizo esa pregunta, quizás este artículo te sirva para entender las razones de los que sí. La organización de vigilancia de internet “NetBlocks”, reveló que la cifra estimada de la pérdida, por la caída de Facebook, Instagram y WhatsApp durante solo una hora ascendió a 161.422.838 $. O sea, durante las casi seis horas de apagón social mundial, las pérdidas rondaron los 968,5 mil millones de dólares.

¿Por qué de estas cifras tan descomunales?

A nivel empresarial, Facebook e Instagram son las principales redes sociales para atraer visitas a las páginas webs o blogs a nivel mundial. Todo el marketing digital de tiendas online, negocios familiares, empresas, bancos, servicios, startups y cuanto negocio hay en el mundo, se apoya en las redes sociales para realizar su función. Por supuesto, tres grandes pilares de este servicio, son Facebook, Instagram y WhatsApp.

Ponte a pensar y visualiza por un momento a millones de negocios que pierden el contacto con sus trabajadores, clientes o potenciales clientes. Ten en cuenta que el comercio electrónico creció 5 veces, solo hasta el primer trimestre del 2021, con respecto al 2020. ¿Ya tienes la imagen? Ahora imagínatelos frente a la pantalla de sus computadoras y teléfonos móviles sin poder acceder a ellos por seis horas.

O sea, billones de ventas, horas de publicidad, reuniones de trabajo, posicionamiento, tratos, compras, búsquedas, negocios y muchas más actividades económicas no se realizaron durante la caída de Facebook a nivel mundial. Con Facebook, tres de los principales métodos de venta, publicidad, comunicaciones y parte fundamental del comercio electrónico a nivel mundial, se detuvo por cerca de seis horas. Lo peor, es que todavía no se sabe muy bien cuál fue lo que ocasionó la caída, ni si volverá a suceder.

¿Quiénes se beneficiaron de la caída de Facebook?

Por supuesto, a río revuelto… ganancia de pescadores. Ante la caída de Facebook, Instagram y WhatsApp, las personas y empresas (entre ellas, la propia Facebook) tuvieron que recurrir a medidas alternativas para comunicarse y tratar de salvar negocios o minimizar pérdidas.

Tras las caídas de estas tres redes sociales, la primera que disparó su audiencia y presenció un crecimiento fuera del habitual, fue Twitter. Este, al ver el inmenso aumento del tráfico realizó el polémico tuit: “Hola, literalmente a todos”.

Respecto a las plataformas de mensajería y comunicación, Telegram fue otra que incrementó millones de usuarios a nivel mundial, y ganancias, durante la caída de Facebook. Otra plataforma de mensajería que ganó en popularidad y usuarios fue Discord. Esta también se benefició de la caída de Facebook, aunque, a decir verdad, más precisamente por la de WhatsApp. Y no fueron las únicas: Snapchat, Line WeChat y Silent Circle.

La el espacio para la sección de noticias e imágenes fue cubierto por empresas como Pinterest, Reddit y Quora. Estas aprovecharon muy bien esas seis horas que duró la caída de Facebook, Instagram y WhatsApp para robarle algunos usuarios.

De esta forma, por un tiempo, el orden económico, comercial y social se sacudió. Y, por supuesto, no todo cayó en el mismo lugar. A pesar de las descomunales pérdidas a nivel mundial, algunas empresas se vieron beneficiadas, a nivel mundial, durante esas pocas horas Facebook, Instagram y WhatsApp sufrieron su caída simultánea. No obstante, la suma de las utilidades de todas esas empresas beneficiadas, no cubren prácticamente nada el déficit causado por esas tres plataformas.

¿Cuál será el futuro de las redes sociales?

Cualquiera pudiera pensar que, a pesar de lo sucedido, las personas dejarían de apoyarse en las redes sociales para realizar sus actividades económicas y financieras. O, cuando menos, tras esa gran caída, dejarían de usar Facebook, Instagram y WhatsApp a nivel mundial. Sin embargo, no fue, ni es, ni será así.

La economía mundial ha sufrido varias recesiones, crisis y muchísimos golpes desestabilizadores a través de la historia. Este golpe, a pesar de que no pasará desapercibido, no es lo suficientemente grande como para que sea necesario reestructurar el sistema económico mundial, ya que todo, absolutamente todo, está apoyado sobre las redes sociales de un modo u otro. Sería como quitarle los cimientos a un edificio. ¿Cuánto duraría en pie?

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *