La Hawala en la economía mundial

La Hawala en la economía mundial

Puede que te estés iniciando en el mundo de las finanzas y este término te resulte extraño, o un tema de películas de Hollywood. Pero debes saber que la Hawala cuenta con varios siglos de historia, y funciona moviendo millones de divisas en efectivo por todo el mundo. ¿Te interesa conocer cómo funciona hoy y qué papel juega junto al hawaladar en la economía mundial y el lavado de dinero?

¿Qué hace la Hawala hoy?

Es simple. La palabra Hawala significa “transformar”, o “cambiar”. En síntesis, es un envío de dinero entre dos puntos cualquiera del mundo, de forma anónima y sin utilizar a los bancos de intermediarios. Se minimizan las pérdidas en la transacción debido a sus comisiones. Es debido a esto que se afirma que hoy en día la Hawala es el mayor y mejor sistema de lavado de dinero a nivel mundial.

¿Cómo funciona la Hawala?

Se especula, con cierta base, que su origen tuvo lugar en la India, al amparo de la famosa Ruta de la Seda. En este larguísimo trayecto no eran raros los atracos y robos de mercancía. Así que los comerciantes estaban constantemente ideando formas para evitar que sus inversiones se vieran afectadas por el pillaje.

De esta forma se ideó la estrategia de intercambio conocida hoy como «Hawala». Un sistema simple que consiste en el uso de una contraseña, un objeto o joya de identificación, una frase o palabra e incluso un simple gesto, respondido a su vez por el receptor. Un método sencillo que aseguraba que los bienes o el dinero no fuera a parar a manos de un impostor. Ingenioso, ¿verdad?

El emisor del dinero solo tiene que contactar con un hawaladar local. A este le entregará la cantidad de dinero que desee mandar en efectivo, junto con una contraseña.

Después, contactará con el receptor, y le dará conocer la contraseña. Paso que llevará a cabo también el hawaladar del emisor con su asociado, el que reside en el lugar del receptor. Luego el receptor, previa presentación de la contraseña acordada, recibirá el monto del envío como se haya acordado.

Una de las ventajas que hace a este sistema especial, es que el hawaladar cobran una comisión mucho más pequeña que la de los bancos. El intercambio monetario es posible completarlo en pocas horas. Además, es completamente anónimo e imposible de rastrear. Esto es lo que hace hoy en día a la Hawala un sistema de lavado de dinero perfecto.

¿Cómo afecta hoy a la economía mundial?

Visto de esa forma, pudiera parecer que este sistema es inofensivo, y que en nada afecta a la economía global…; excepto a los grandes bancos que se benefician con el cobro de altas tasas de impuestos. Pero no es tan así. Veamos por qué.

Este sistema mueve millones y millones de divisas en efectivo por todo el mundo, por tanto, esquiva los sistemas de impuestos de cada país. De esta forma los países dejan de recibir una cantidad importante de dinero, necesaria para sus operaciones de desarrollo interno.

Aunque el sistema en sí no está conectado, necesariamente, a actividades ilícitas, sí se presta como instrumento ideal para las mismas. Luego del 11 de septiembre, todo sistema informal de envío de dinero cayó en la mira, como posible forma de lavado de dinero o activos para financiar terrorismo.

En realidad, no es un secreto que este sistema goza de gran popularidad en el Golfo Pérsico, en toda Asia, y en el Cuerno de África; donde, por solo poner un ejemplo, los traficantes de armas de Somalia, mueven millones de dólares, amparados en el anonimato que provee la Hawala.

Como este tipo de operaciones son a escala mundial, sus acciones afectan a todos los países. Por otro lado, puede desestabilizar la economía de un país o región mediante una inyección o fuga de capitales. También a través del financiamiento necesario para el terrorismo o guerras.

Entonces ¿por qué no se elimina?

En ocasiones, la Hawala puede beneficiar al ciudadano de a pie. Por ejemplo, el volumen de capital enviado a países del tercer mundo, en concepto de remesas, en 2020, superó los 540 billones de dólares. De esta forma, muchas familias que recibieron estas remesas se vieron menos afectadas por el impacto económico del Covid-19.

Así, este sistema hoy se ve como salvador para el ciudadano a pie, cuando en realidad, el simple hecho de su existencia haya sido la causante de que esas personas hayan necesitado una remesa.

Sin embargo, a pesar de su poder destructivo y desestabilizador de la economía a nivel personal, micro y macro, debido a su estructura, anonimato y beneficios que trae a sus usuarios, es casi imposible de eliminar este sistema financiero.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *