Cómo mejorar la experiencia de usuario de una web

Cómo mejorar la experiencia de usuario de una web

El sector digital crece a pasos de gigante y, para destacar entre una competencia que es cada día más feroz, resulta esencial que quienes disponen de una plataforma virtual conozcan algunas recomendaciones para mejorar la experiencia de usuario de una web (user experience o UX).

Los internautas solo necesitan hacer un clic para abandonar un sitio on-line, lo que hace que captar su atención desde el primer momento y ofrecerles un portal intuitivo, ágil y de fácil navegación sea básico para evitar que continúen la búsqueda de sus productos o servicios favoritos en otra tienda.

¿Qué es la experiencia de usuario o UX?

La experiencia de usuario, también conocida como user experience o UX, se utiliza para hacer referencia a una serie de elementos y factores relacionados con la forma en la que el consumidor interactúa con un producto o servicio a través de una aplicación o una página web.

Una experiencia de usuario satisfactoria es de vital importancia para que el propietario de un ecommerce pueda generar ventas y fidelizar clientes, ya que los usuarios se mantendrán alejados de una web que no les ofrece una UX de excelente calidad.

Consejos para mejorar la experiencia de usuario

¿Vas a montar una tienda online y quieres mejorar la experiencia de usuario para incrementar las ventas y la satisfacción de los clientes? Anota los siguientes consejos:

La user experience mejora agrupando los productos por categorías

Son muchas las personas que, al entrar en un ecommerce, no tienen del todo claro qué producto concreto desean adquirir, pero sí de qué clase de artículo se trata.

Por esta razón, tener los productos agrupados por categorías puede ser muy interesante de cara a mejorar la experiencia de usuario de una web.

Si, por ejemplo, dispones de una tienda de cosmética, dividir las cremas en función del tipo de cutis (seco, normal, mixto, graso, sensible…) ayudará al consumidor a encontrar los cosméticos aptos para satisfacer las necesidades de su piel en menos tiempo y con una mayor facilidad, lo que hará que su visita a tu ecommerce sea muy satisfactoria.

Proceso de pago en una única página

En ocasiones, para realizar el pago de un pedido por internet debemos pasar de pantalla en pantalla y perder valiosos minutos frente al ordenador, la tablet o el teléfono móvil.

En este sentido, una buena forma de mejorar la experiencia de usuario o UX se centra en agrupar todo el proceso de pago (datos del usuario, dirección de entrega del paquete, método de pago elegido, etc.) en una única página. De esta manera, el consumidor puede ahorrar tiempo y hacer su compra de un modo ágil y rápido.

Sencillez, la clave del éxito de la UX

Las tiendas virtuales o páginas web compuestas por un sinfín de elementos distraen y confunden al usuario. De ahí la importancia de apostar por el minimalismo y la sencillez a la hora de diseñar el ecommerce y de prescindir de ventanas emergentes, menús compuestos por infinidad de categorías y otros elementos que no aporten ningún tipo de valor.

Un buscador

¿Tu ecommerce cuenta con un amplio catálogo de productos? Entonces puedes mejorar la experiencia de usuario colocando un buscador en la barra lateral o la parte superior de la web que ayude a los clientes a encontrar lo que están buscando en cuestión de segundos.

Fondo blanco y letra negra

Si las personas que acceden a tu web tienen la oportunidad de disfrutar de una lectura placentera y amena, tendrás más posibilidades de conseguir que pasen varios minutos en tu plataforma y acaben realizando una compra.

Recuerda que lo conseguirás redactando textos con información de valor que expliquen las características del producto o servicio de una manera clara, concisa y directa.

Ten en cuenta, asimismo, que las páginas en línea con el fondo blanco y la letra en color negro son las más agradables para la vista.

Conclusiones

Si te preguntas cómo mejorar la experiencia de usuario de una web, no te olvides de escribir textos concisos en color negro sobre un fondo blanco, dividir los productos por categorías, apostar por el minimalismo, prescindir de los elementos que no aportan valor, colocar un buscador y agrupar el proceso de pago en una única página.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *