El cliente ideal. ¿Qué es el buyer persona?

El marketing digital tiene un peso cada vez mayor en el ámbito empresarial debido a su poder para promocionar marcas, productos y servicios a través de internet, y el buyer persona es una de las figuras más relevantes en el sector de la mercadotecnia.

Pero, ¿qué es el buyer persona? ¿Por qué es importante definirlo con precisión a la hora de diseñar una estrategia de marketing digital? Continúa leyendo y descubrirás las respuestas.

Buyer persona: definición

Si nos centramos en la definición más concreta de buyer persona, podemos afirmar que se trata del cliente ideal.

En términos más amplios, vemos que el buyer persona es la representación ficticia del cliente perfecto, es decir, de la persona que estaría interesada en adquirir nuestros productos o servicios.

Definir al buyer persona ayuda a empresarios, emprendedores y profesionales del marketing a comprender mejor a sus clientes potenciales, a lanzar campañas orientadas a satisfacer sus necesidades, a ofrecer experiencias más personalizadas y, en definitiva, a incrementar las ventas y potenciar la fidelidad de los clientes.

El cliente ideal. Ventajas de conocer al buyer persona

A pesar de que nos estamos refiriendo a esta figura en singular, lo ideal es que una empresa defina a varios buyer persona, esto es, a diferentes tipos de usuarios que puedan ser el cliente perfecto, lo que permite aprovechar las ventajas que enumeramos a continuación:

  • Conocer los gustos, preferencias y necesidades del cliente potencial y ofrecerle promociones, contenido y productos destinados a satisfacer sus deseos.
  • Aportar información personalizada y adaptada por completo a cada usuario.
  • Definir el tono de los textos que se publicarán en la página web de la empresa, las campañas de email marketing y las menciones en las redes sociales.
  • Descubrir dónde están los clientes potenciales y captar su atención haciendo uso de los canales en los que tienen presencia.

Cómo definir al buyer persona

A la hora de definir al buyer persona, es necesario crear una plantilla o perfil de cliente ideal teniendo en cuenta, al menos, los siguientes datos:

  • Sexo y edad.
  • Estado civil.
  • Información demográfica o lugar de residencia.
  • Ocupación y nivel de estudios.
  • En qué sector trabaja.
  • Ingresos anuales (una cifra aproximada).
  • Motivaciones, retos, sueños, preocupaciones y objetivos en la vida.
  • Necesidades diarias.
  • Intereses y aficiones.
  • En qué le gusta invertir su dinero.
  • En qué redes sociales está presente.
  • Qué es lo que más valora de un producto o servicio.

Aunque obtener todos estos datos puede convertirse en una ardua labor, las entrevistas personales y los estudios de mercado acostumbran a ser de gran ayuda para los expertos en marketing que centran parte de su trabajo en definir al buyer persona o cliente ideal.

El cliente ideal. Conclusiones

El buyer persona hace referencia a la descripción del cliente ideal teniendo en cuenta elementos como la edad, las motivaciones, los objetivos, el nivel de estudios y otros factores con una clara finalidad: conocer al cliente a la perfección y crear una especie de historia para poder ofrecerle contenido, productos y servicios que se adapten lo mejor posible a sus necesidades y permitan potenciar las ventas.