Método Strikethru. Organiza el día a día

Método Strikethru. Organiza el día a día

Los avances tecnológicos han propiciado la creación de herramientas virtuales que nos ayudan a organizar mejor el día a día. Sin embargo, en esta ocasión nos vamos a centrar en el Método Strikethru, un sistema tradicional que apuesta por mantener vivo el uso del papel y el bolígrafo.

Gracias a este sistema, es posible gestionar mejor las tareas diarias y ser una persona más productiva sin necesidad de emplear un dispositivo electrónico ni estar conectado a internet.

¿Qué es el Método Strikethru?

Al centrarnos en la definición del Método Strikethru, vemos que se trata de un sistema ideado para organizar mejor el día a día utilizando, tan solo, un lápiz o un bolígrafo y un cuaderno o bloc de notas.

Recuerda que será recomendable que la libreta tenga un mínimo de 150 o 200 páginas, ya que este método está pensado para cambiar de cuaderno cada trimestre del año. Asimismo, te aconsejamos que numeres cada una de las páginas del bloc.

¿Cómo funciona el Método Strikethru?

Si ya tienes un boli y un cuaderno entre las manos y quieres aprovechar las ventajas del Método Strikethru, continúa leyendo y descubre cómo tienes que dividir tu bloc a la hora de implementar esta metodología:

Primera sección: dump

La primera parte del cuaderno responderá al nombre de dump o vaciado y se empleará para hacer una especie de lluvia de ideas, esto es, un listado donde se anotarán reflexiones, notas y pensamientos sin seguir ningún tipo de orden o norma.

Aunque este es el primer paso a seguir a la hora de implementar el Método Strikethru, resulta fundamental colocar esta sección en las 30 últimas páginas del cuaderno.

Segunda sección: live list

La segunda parte del cuaderno se llamará live list o lista activa, se ubicará en las cien primeras páginas de la libreta y estará destinada a anotar qué labores se deben realizar y cuándo está pensado llevarlas a cabo.

Para ello, el Método Strikethru propone dibujar nueve círculos en cada una de las cien páginas que compondrán el apartado de lista activa y numerarlos del uno al nueve, ya que cada uno de estos círculos representará las nueve tareas principales que se deberán desempeñar a lo largo del día.

Llegados a este punto, es importante resaltar que, según este sistema, ese debe ser el número máximo de quehaceres a realizar durante un único día.

En el otro lado de la página se tendrán que dibujar otros nueve círculos que servirán para asignar una prioridad a cada tarea utilizando números del uno (para las más urgentes) al tres (las menos importantes).

Tercera sección: vault

La tercera fase del Método Strikethru se denomina vault o caja fuerte y se destina a la creación de listas divididas en temáticas como, por ejemplo, lista de la compra, lista de viajes pendientes, lista de novelas que nos gustaría leer, etc.

No hay que olvidar que puede ser muy interesante finalizar la puesta en práctica del Método Strikethru con un calendario. De este modo, será más sencillo organizar el día a día y manejar citas, eventos y reuniones con una mayor facilidad.

Una vez que tu cuaderno esté listo, solo tendrás que ponerte manos a la obra y trasladar las tareas de la sección dump al apartado de lista activa para comenzar a desempeñarlas.

Conclusiones

El Método Strikethru recurre al uso de papel y boli para plasmar en un cuaderno numerado todos los quehaceres que se desean llevar a cabo, dividirlos en temáticas y días e ir realizándolos teniendo en cuenta que solo se podrán hacer un máximo de nueve tareas por jornada.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *