Técnica 18 minutos de Peter Bregman

Técnica 18 minutos de Peter Bregman

¿Te gustaría ser más productivo y tener la oportunidad de extraer todo el jugo a las 24 horas del día? Si has respondido a esta pregunta de manera afirmativa, es muy probable que te interese conocer la Técnica 18 minutos.

Si la pones en práctica, tendrás la oportunidad de evitar las distracciones propias del día a día y organizar de forma óptima todas las tareas de la jornada.

La Técnica 18 minutos de Peter Bregman

El creador de la Técnica 18 minutos es Peter Bregman, empresario y autor del libro titulado 18 Minutes: Find Your Focus, Master Distraction and Get the Right Things Done (18 minutos: encuentra tu enfoque, domina la distracción y haz las cosas bien).

A través de su obra, Bregman demuestra que hasta las personas más ocupadas pueden hacer frente al desorden y las distracciones diarias y centrarse por completo en sus prioridades haciendo uso de la Técnica 18 minutos.

¿En qué consiste? En seguir un proceso que tiene una duración total de 18 minutos y se divide en las siguientes fases:

Primera fase: 5 minutos

La primera etapa de este método destinado a incrementar la productividad tiene una duración de cinco minutos e implica sentarse frente a una hoja en blanco para anotar las tareas a desempeñar a lo largo del día.

A continuación, se debe colocar cada uno de los quehaceres en un calendario situando en primer lugar las labores más complejas, tediosas y difíciles con la finalidad de seguir la premisa del famoso método “Cómete esa rana”.

Segunda fase: 8 minutos

La segunda fase de la Técnica 18 minutos es bastante peculiar, ya que invita a establecer una alarma para que suene cada hora a lo largo de la jornada laboral.

Al escucharla, el usuario debe preguntarse si ha aprovechado la última hora de trabajo y si ha sido realmente productiva.

De este modo, quienes implementan este sistema tienen la oportunidad de saber si van por el buen camino o si, por el contrario, se han distraído y deben volver a centrarse en sus tareas.

Tercera fase: 5 minutos

Por último, el tercer paso de la técnica de Peter Bregman se basa en la revisión, es decir, en analizar a qué acciones se les ha dedicado una mayor concentración y qué distracciones se han producido a lo largo del día.

Este último paso también anima a hacerse dos preguntas básicas: “¿Has conseguido lo que querías conseguir?” y “¿Qué podrás hacer mejor mañana?”.

Formularse estas cuestiones puede resultar muy útil para organizar mejor la agenda del día siguiente y descubrir cuáles son las mejores horas para llevar a cabo las tareas más densas y complicadas.

Conclusiones

La principal premisa de la Técnica 18 minutos de Peter Bregman es determinar cuáles son las mayores distracciones a las que nos enfrentamos durante la jornada con la finalidad de evitarlas e impedir que hagan mella en la productividad.

El método se divide en un total de tres fases que ayudan al trabajador a gestionar mejor la jornada laboral realizando los quehaceres más difíciles a primera hora de la mañana y analizando cuáles son los elementos que mayores distracciones generan en su día a día.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *