Método POSEC para la gestión del tiempo

El ritmo de vida frenético propio de los tiempos que corren provoca que cada vez sean más las personas que recurren a técnicas como el Método POSEC.

Y es que nos encontramos ante un sistema destinado a organizar mejor el tiempo y a optimizar las tareas del día a día.

¿Qué es el Método POSEC?

Antes de saber qué es el Método POSEC, debemos remontarnos a su origen, ya que nos encontramos ante un sistema basado en la “jerarquía de las necesidades humanas” de Abraham Maslow, también conocida como la “Pirámide de Maslow”.

Se trata de una teoría que defiende que, cuanto más satisfechas están las necesidades básicas del ser humano (respirar, comer, descansar…), más elevados son sus deseos y aspiraciones.

El Método POSEC sienta las bases en la teoría de Abraham Maslow para ayudar a las personas a establecer sus prioridades, preferencias y metas en la vida.

Para conocerlo mejor, es importante tener en cuenta que el término “POSEC” significa “Priorizar organizando, racionalizando, economizando y contribuyendo”.

Cómo aplicar el Método POSEC en el día a día

Tal como hemos comentado con anterioridad, el Método POSEC se centra en priorizar, organizar, racionalizar, economizar y contribuir. Veamos de qué manera deberían aplicarse cada una de sus premisas:

Priorizar

En esta fase resulta esencial colocar las tareas de mayor importancia en primer lugar con la finalidad de poder resolver las cuestiones más relevantes lo antes posible.

No obstante, antes será muy importante definir los objetivos y las metas marcadas tanto a nivel laboral como personal.

Organizar

Una vez que se ha establecido una prioridad para los quehaceres pendientes, el siguiente paso del Método POSEC consistirá en organizarlos y distribuirlos a lo largo del día de manera que todos se puedan llevar a cabo y no quede nada en el tintero.

En este apartado se podrían incluir todas aquellas tareas relacionadas con el ámbito personal y el sector de las finanzas, principalmente.

Racionalizar

El tercer paso del Método POSEC invita a quien se anima a ponerlo en práctica a realizar aquellas tareas que, pese a no resultar agradables, se deben llevar a cabo para poder gozar del máximo bienestar, como puede ser limpiar la casa o acudir al banco para hacer algún trámite burocrático, por ejemplo.

Economizar

Este apartado engloba labores que no tienen carácter urgente y generan disfrute al ser divertidas, amenas y entretenidas. Aquí podemos destacar el hecho de tomar un café con amigos o de dedicar tiempo a la lectura, entre otras muchas actividades.

Contribuir

Llegamos a la última fase del Método POSEC y a un apartado relacionado con las obligaciones sociales, es decir, con las amistades. Y es que hacer planes con amigos es fundamental para aportar valor emocional a la existencia humana y gozar de una existencia plena y feliz.

Conclusiones

El Método POSEC se puede definir como un sistema de gestión personal del tiempo que se basa en la Pirámide de Maslow y divide las grandes tareas en hitos más pequeños con la finalidad de facilitar su consecución y ayudar a las personas a alcanzar sus metas.