El método Autofocus de Mark Forster

Conocer Autofocus, el método de productividad de Mark Forster, puede ser muy útil para las personas que se proponen gestionar mejor el tiempo.

Y es que nos encontramos ante un sistema destinado a facilitar la distribución de tareas que resulta muy práctico para quienes desean avanzar en su día a día sin agobios, estrés ni ansiedad.

¿Qué es el método Autofocus?

Autofocus es un método de productividad desarrollado en el año 2009 por Mark Forster, autor de libros como Secrets of Productive People: 50 Techniques To Get Things Done y de este sistema que mejora la organización y la gestión del tiempo.

Su objetivo se centra en crear listas de tareas a llevar a cabo de un modo práctico, ágil y sencillo que permita aumentar la productividad sin complicaciones.

¿Cómo funciona el método Autofocus, el sistema de Mark Forster?

Una de las grandes ventajas del método Autofocus es que, para ponerlo en práctica, solo hay que disponer de un cuaderno, un bolígrafo y un marcador fluorescente. ¿Lo tienes todo? Entonces sigue estos pasos:

  1. Anota en la libreta todas las tareas que tienes que hacer a lo largo del día, sea cual sea el tipo o la urgencia y sin necesidad de seguir ningún tipo de orden. En este primer paso será importante que escribas una única tarea por línea.
  2. Hecho esto, dibuja una línea al final de la lista para transformarla en una lista cerrada o lista de labores pendientes.
  3. Si a partir de ahí se te ocurren quehaceres que no habías anotado con anterioridad, añádelos justo después de la línea en una nueva lista que se denominará “lista activa o abierta”.
  4. Empieza a trabajar con la lista cerrada siguiendo el orden que te parezca más apropiado. Ten en cuenta que, a diferencia de lo que ocurre con otros sistemas como, por ejemplo, Cómete esa rana, en Autofocus no existen tareas urgentes ni prioritarias y el hecho de empezar por una u otra responde, tan solo, al sentido común de cada individuo.
  5. Cada vez que le hayas dedicado tiempo suficiente a una tarea táchala y, si no la has terminado, vuelve a escribirla, pero esta vez en la lista activa.
  6. Sigue los mismos pasos hasta que hayas tachado todos los quehaceres que has escrito antes de la línea que separa ambas listas.
  7. Vuelve al principio de la lista cerrada y repite el mismo proceso.
  8. A continuación, ya estarás en disposición de pasar la línea y empezar a trabajar en las labores de la lista abierta.
  9. Al llegar al final de la lista activa, vuelve al principio y sigue los mismos pasos. Una vez que hayas tachado todas las tareas de la lista cerrada, vuelve a pintar una línea debajo de la lista abierta para transformarla en una lista cerrada.

Recuerda que la clave de Autofocus, el método de productividad de Mark Forster, es tachar todas las labores de la lista cerrada.

Sin embargo, es muy probable que los quehaceres más complicados o tediosos se queden sin hacer. Por eso, este sistema también invita a marcar con un rotulador fluorescente las tareas pendientes y a tomar una decisión con respecto a ellas. En este sentido, existe la posibilidad de olvidar la tarea porque ya no tenga valor o de reformularla y darle un nuevo enfoque que evite la procrastinación.

Conclusiones

El método Autofocus desarrollado por Mark Forster se centra en mejorar la productividad apostando por crear listas de tareas donde lo importante no es finalizar, sino ir avanzando poco a poco y sin necesidad de crear múltiples listas o un sinfín de columnas llenas de cosas por hacer.