Mundiboy Viajes, en concurso de acreedores

Las restricciones en la movilidad establecidas por el Gobierno de España con motivo de la pandemia de coronavirus han traído consigo graves consecuencias para el sector del turismo y para empresas como Mundiboy Viajes.

Se trata de una agencia de viajes con sede en la ciudad española de Palencia que ha sufrido importantes pérdidas económicas desde el comienzo de la pandemia y que, finalmente, se ha declarado en concurso de acreedores.

Mundiboy Viajes, una agencia con más de 40 años de historia

La agencia de viajes Mundiboy Viajes nació en Palencia hace más de 40 años y, en la actualidad, cuenta con cinco establecimientos repartidos por varias ciudades de España y con equipo humano compuesto por nueve trabajadores.

A pesar de llevar cuatro décadas prestando sus servicios y organizando escapadas de todo tipo, la empresa Mundiboy Viajes se ha visto inmersa en una situación de insolvencia económica por culpa de la Covid-19, que ha reducido de manera considerable la actividad de la compañía y, por ende, sus beneficios económicos.

A lo largo del verano de 2020 Juan Carlos González, propietario de Mundiboy Viajes, optó por sacar a sus empleados del ERTE a media jornada aprobado meses atrás. Esta situación, unida a la escasa organización de viajes, provocó que la compañía sumara unas pérdidas de 150.000 euros.

Cuatro establecimientos cerrados desde el mes de noviembre

La imposibilidad de viajar y las restricciones en la movilidad han provocado que cuatro de los cinco establecimientos de Mundiboy Viajes tengan la barrera bajada desde el pasado mes de noviembre.

El cierre de las agencias y los gastos generales que siguen llegando cada mes han provocado que la entidad palentina no haya tenido más remedio que declararse en concurso de acreedores.

El concurso de acreedores de Mundiboy Viajes

En el edicto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el día 19 de mayo de 2021, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Palencia declara en concurso abreviado a Viajes Mundiboy, S.A. y acuerda la suspensión en el ejercicio de las facultades de disposición de la compañía, que ahora corren a cargo de la administración concursal, designada al abogado Alberto Arzúa Mouronte.

Los acreedores disponen de un plazo de 30 días para comunicar sus créditos a la administración concursal a partir de la última fecha de publicación del edicto en el BOE.

Mundiboy Viajes se suma, de este modo, al elevado número de empresas españolas pertenecientes al ámbito del turismo que han entrado en concurso de acreedores.

Una mala época para los negocios turísticos

Aunque han sido muchos los sectores afectados por la pandemia de coronavirus, no hay duda de que el turismo y la hostelería se han convertido en los grandes perdedores debido a la imposibilidad de viajar y al cierre de los bares y restaurantes.

De hecho, y según datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), a lo largo del año 2020 España solo recibió 18,96 millones de viajeros extranjeros, es decir, un 77 % menos que en 2019.

Por eso, no es de extrañar que empresas como Mundiboy Viajes estén atravesando una situación financiera muy complicada y hayan optado por entrar en suspensión de pagos.