Bodegas Fernández, en concurso de acreedores

Bodegas Fernández, en concurso de acreedores

Los concursos de acreedores se han extendido a lo largo y ancho del territorio español desde el comienzo de la pandemia, y una de las últimas empresas del país en sumarse a este tipo de proceso ha sido Bodegas Fernández.

La compañía, con sede en la ciudad de Jumilla, se ha declarado en concurso voluntario abreviado con la finalidad de poder hacer frente a sus deudas.

Bodegas Fernández, una empresa fundada en el año 1920

Aunque Bodegas Fernández no está pasando por su mejor momento, no hay que olvidar que nos encontramos ante una empresa murciana que ha logrado acumular varios años de historia.

La entidad comenzó su andadura en 1920 y, hoy en día, corre a cargo de la tercera generación de la familia Fernández, que centra sus esfuerzos en la elaboración de vinos de calidad recurriendo a técnicas modernas y actuales.

Bodegas Fernández ha ido creciendo y evolucionando con el paso del tiempo y, en el año 2000, llevó a cabo la construcción de un sótano para la crianza de vinos donde instaló más de 800 barricas de roble y otros elementos imprescindibles para la elaboración de los mejores caldos.

Entre las marcas bajo las que se comercializan los vinos de Bodegas Fernández encontramos Perla Real, Campoclaro, Escudo de Plata y Vega Jimena.

Aunque esta compañía fue fundada en la ciudad española de Murcia, su experiencia en el sector del vino le ha permitido exportar sus productos a países como Canadá, China, Japón y Estados Unidos.

Bodegas Fernández entra en concurso de acreedores

Los concursos de acreedores han crecido muchísimo a lo largo del último año y, según datos del Colegio de Registradores, aumentaron más de un 960 % durante el mes de abril en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior.

Son muchas las empresas españolas que se han visto afectadas por este proceso concursal, y Bodegas Fernández no ha sido una excepción. Así lo demuestra el edicto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el día 26 de mayo de 2021, donde el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Murcia declara a la empresa en concurso de acreedores voluntario.

El documento también revela que, a partir de ahora, las facultades de administración y disposición de la entidad murciana quedan intervenidas y que el mediador Pedro Palazón Pérez de los Cobos ha sido designado administrador concursal.

Los acreedores disponen de un plazo de un mes desde el día siguiente a la publicación del edicto en el BOE para comunicar sus créditos a la administración concursal.

Cabe recalcar, asimismo, que los miembros de Bodegas Fernández han decidido recurrir al concurso de acreedores para poder hacer frente a su deuda, que ronda el millón y medio de euros.

Problemas con el pago de las cosechas de uva

A pesar de que Bodegas Fernández está viviendo una situación financiera muy complicada, sus problemas comenzaron hace ya dos meses.

Y es que, a finales del mes de marzo, alrededor de un centenar de viticultores se concentraron a las puertas de la bodega para reclamar el pago de las dos últimas cosechas de uva que realizaron en la vendimia y que no han percibido pese a que ya han pasado tres años.

Bodegas Fernández manifestó entonces su intención de luchar para reflotar la compañía y empezar de nuevo con la actividad después de haber saneado su situación económica y haber hecho frente al pago de las facturas pendientes.

En estos momentos, la empresa se encuentra en concurso de acreedores con el objetivo de alcanzar la meta que se propuso durante el pasado mes de marzo.

Leave a comment

Send a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *