Lukosta Marine entra en concurso de acreedores

Los concursos de acreedores continúan creciendo a lo largo y ancho de la geografía española, y una de las últimas empresas del país en recurrir a este proceso ha sido Lukosta Marine.

Así lo ha reflejado el edicto publicado el día 21 de mayo en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra (Galicia) declaraba en concurso de acreedores voluntario abreviado a Lukosta Marine, S.L.

Lukosta Marine, una empresa de fabricación de maquinaria naval

Si nos centramos en la actividad de Lukosta Marine, vemos que se trata de una empresa gallega nacida en Vigo y centrada en la fabricación de maquinaria naval, hidráulica y soldadura que produce piezas y máquinas para barcos.

La compañía se constituyó en octubre de 2014, aunque ha sido la continuadora de un grupo que contaba con más de 30 años de experiencia en el sector.

Desde sus inicios, la entidad ha destinado sus esfuerzos a la fabricación de toda clase de piezas con diseños adaptados a las necesidades y preferencias de sus clientes.

Además, Lukosta Marine siempre ha destacado por encima de otras empresas del sector por ofrecer soluciones industriales combinando calidad, precios asequibles y plazos de entrega ágiles.

No obstante, a día de hoy la empresa no pasa por su mejor momento y se ha declarado en concurso de acreedores.

Lukosta Marine, en concurso de acreedores

El edicto publicado en el BOE ha revelado que Lukosta Marine se declara en concurso de acreedores voluntario abreviado aunque no ha solicitado la liquidación de su patrimonio.

Cabe recalcar, asimismo, que a partir de ahora las facultades de administración y disposición sobre la masa activa de la compañía de maquinaria naval quedará en manos de la administración concursal, que estará integrada por la sociedad Constantia Administraciones Concursales, S.L., con sede en la ciudad asturiana de Gijón.

Desde la publicación del edicto, los acreedores disponen de un plazo de 30 días para comunicar sus créditos a la administración concursal.

Otras empresas españolas en concurso de acreedores

Desde el comienzo de la pandemia de Covid-19, han sido muchas las compañías del territorio español que se han declarado en concurso de acreedores.

Si prestamos atención a los últimos meses, podemos destacar el caso de la firma de moda Antonio Miró, una empresa nacida en Barcelona que se declaró en concurso de acreedores durante este mes de mayo debido a las pérdidas económicas derivadas de la pandemia.

Pero el coronavirus no solo ha hecho mella en el sector naval y en el ámbito textil, sino también en el terreno de la gestión integral de servicios. Encontramos una muestra de ello en Grupo Norte, una entidad presidida por José Rolando Álvarez que solicitó el concurso de acreedores voluntario a principios de mayo.

A todas estas compañías se suma ahora Lukosta Marine, un proyecto fundado en 2014 que, a pesar de pertenecer a un grupo con más de tres décadas de trayectoria en el universo de la maquinaria naval, no ha podido evitar su entrada en concurso de acreedores.