Laboratorios Ovejero, en situación financiera complicada

La empresa Laboratorios Ovejero se encuentra inmersa en una situación de gran incertidumbre, ya que existe el riesgo de que entre en concurso de acreedores si no encuentra un inversor en un breve periodo de tiempo.

Aunque la compañía lleva más de cinco meses en conversaciones con el Grupo Labiana, interesado en comprar la empresa, finalmente la empresa ha rechazado la venta y ha roto las negociaciones.

Laboratorios Ovejero, un fabricante de productos veterinarios con más de 70 años de experiencia

Laboratorios Ovejero, S.A. es una compañía farmacéutica de León que se centra en la fabricación de productos y medicamentos veterinarios y cuenta con más de siete décadas de experiencia en el sector.

Pertenece al Grupo Ovejero, del que forman parte varias empresas europeas, americanas y asiáticas del ámbito de la salud animal y la biotecnología.

En la actualidad, comercializa sus productos de veterinaria en más de 50 países y es líder en inmunoterapia, un área destinada a desarrollar fármacos de última generación para mejorar el sistema inmunitario de los animales.

Laboratorios Ovejero rechaza su venta al Grupo Labiana

Aunque Laboratorios Ovejero lleva muchos años prestando sus servicios de veterinaria, hoy por hoy la empresa atraviesa una situación financiera muy complicada.

De hecho, cabe la posibilidad de que la sociedad acabe entrando en concurso de acreedores si no encuentra un inversor.

A pesar de que el equipo de Laboratorios Ovejero ha estado casi medio año negociando la venta de la empresa con el Grupo Labiana, que también fabrica productos para el cuidado de la salud animal, finalmente ha rechazado la venta y ha puesto fin a las negociaciones.

La decisión ha provocado un gran descontento entre los trabajadores de Laboratorios Ovejero, una entidad que ocupa a 80 familias de forma directa y a 120 de manera indirecta.

Según datos de Comisiones Obreras (CCOO) y la Unión General de Trabajadores (UGT), la empresa dio por finalizadas las conversaciones con el Grupo Labiana para la compraventa de las acciones de la empresa el lunes 24 de mayo.

El Grupo había depositado 300.000 euros para la adquisición de materia prima y la empresa contaba con el apoyo de más de 30 distribuidores que estaban a favor de la compra de Laboratorios Ovejero por parte de Labiana.

Además, la situación de incertidumbre llevó a los empleados a declararse en huelga indefinida el pasado lunes.

Pese a todo, la compañía no ha querido cerrar la venta con el Grupo Labiana, lo que mantiene a la compañía leonesa en un escenario de incertidumbre que podría acabar en la entrada en concurso de acreedores.

Los concursos de acreedores siguen creciendo

Laboratorios Ovejero no es la única compañía española que se encuentra en una situación compleja, ya que son muchas las empresas de este país que no han tenido más remedio que declararse en concurso de acreedores.

Tal como han indicado desde el Colegio de Registradores, los concursos de acreedores aumentaron un 968,2 % a lo largo del mes de abril en comparación con el mismo periodo del año anterior, lo que demuestra que el panorama actual no está siendo beneficioso para un amplio abanico de empresas.