Time blocking para incrementar la productividad

Es habitual que profesionales, empresarios y emprendedores busquen a menudo formas de aumentar la productividad y se interesen por conocer en profundidad técnicas como, por ejemplo, el time blocking.

Gracias a este tipo de métodos, todos tenemos la oportunidad de extraer el máximo partido al tiempo y organizar mejor el día a día no solo en el terreno laboral, sino también en el ámbito personal.

¿Qué es el time blocking?

La técnica del time blocking se centra en incrementar la productividad y combatir la procrastinación apostando por organizar el día por adelantado y destinar bloques de tiempo a la realización de tareas concretas.

Aunque es un sistema que está cada vez más presente en el plano profesional, en realidad tiene muchas similitudes con los horarios que utilizábamos en la escuela para organizar las clases.

Para que funcione es fundamental apostar por una planificación muy detallada que tenga en cuenta todas las labores a desempeñar a lo largo del día.

Cómo aprovechar los beneficios del time blocking

El time blocking puede resultar muy útil para incrementar la productividad y realizar con éxito todas las tareas pendientes. ¿Quieres empezar a implementarlo y a aprovechar sus ventajas? Sigue estos pasos:

Dedica tiempo a la planificación

El primer paso a seguir para implementar la técnica del time blocking consiste en dedicar unos minutos a la planificación semanal dividiendo las tareas en bloques de tiempo.

Si no quieres realizar este paso haciendo uso de papel y bolígrafo, puedes recurrir a la tecnología y utilizar aplicaciones como Google Calendar o Asana, entre otras muchas.

Reserva bloques para el ocio

Descansar, pasar tiempo con la familia y los amigos y realizar actividades de ocio es esencial para potenciar la felicidad y disponer de la energía necesaria para ser productivo en el trabajo.

Es por ello que el time blocking apuesta por comenzar a rellenar los huecos del calendario con actividades relacionadas con el ocio y el tiempo libre. De este modo, te asegurarás de que destinas parte de tu día al descanso y el disfrute.

Empieza por lo más complicado

Si quieres aplicar el sistema time blocking con éxito, lo mejor será que coloques las tareas más complicadas, urgentes y prioritarias a primera hora de la mañana.

Esta metodología, conocida con el nombre de Eat that frog o Cómete esa rana, te permitirá realizar las labores más tediosas al principio del día y disfrutar de una jornada más tranquila y relajada.

Ten en cuenta los imprevistos

Es frecuente que a diario surjan contratiempos tanto en el trabajo como en la vida personal. Es por ello que los calendarios de time blocking tienen muy en cuenta la flexibilidad y los imprevistos, los cuales se pueden plasmar en bloques de tiempo en blanco.

¿Has tenido una jornada tranquila sin incidentes ni complicaciones? En ese caso, puedes aprovechar los espacios en blanco para descansar y tomarte un respiro.

Céntrate en una única tarea

Aunque el multitasking o multitarea tiene ventajas y desventajas, el time blocking aboga por destinar cada bloque de tiempo a una única actividad y por llevarla a cabo dedicando la máxima concentración y evitando cualquier tipo de distracción.

Conclusiones

La técnica del time blocking está centrada en la planificación y organización de tareas tanto personales como profesionales en un calendario con la finalidad de combinar ocio y trabajo con facilidad, aprovechar mejor el tiempo e incrementar la productividad en el trabajo.

Quienes se animan a utilizar este método tienen la oportunidad de extraer el máximo partido al día a día, reducir los niveles de estrés y ansiedad, finalizar las tareas pendientes, minimizar las distracciones y gestionar mejor los imprevistos.

Cabe recalcar, además, que está indicado para planificar todo tipo de actividades, desde reuniones de trabajo hasta horarios de clase, pasando por limpieza del hogar, quedadas con amigos, ejercicio físico o lectura, por ejemplo.