La firma de moda Antonio Miró, en concurso de acreedores

El confinamiento domiciliario y las dificultades para celebrar actividades sociales han hecho mucho daño al sector textil y han llevado a la firma de moda Antonio Miró a declararse en concurso de acreedores.

La compañía, nacida en la ciudad de Barcelona, ha presentado suspensión de pagos en el Juzgado de lo Mercantil número 1 de la Ciudad Condal, según ha revelado el periódico La Vanguardia.

Antonio Miró abrió su primera tienda en los años 70

La pandemia de Covid-19 ha destruido empresas que llevaban varias décadas operativas y que habían obtenido importantes éxitos a lo largo de su trayectoria.

La compañía catalana Antonio Miró es una clara muestra de ello debido a que Miró, modista, diseñador e hijo de un sastre, abrió su propia tienda en Barcelona con poco más de 20 años y en 1986 creó su propia marca, a la que puso su nombre.

Durante sus más de 50 años de vida, la firma de moda Antonio Miró ha estado presente en algunos de los desfiles más importantes del mundo y se ha expandido por buena parte de la geografía española.

Además, en el año 1992 Miró fue el encargado de diseñar el vestuario de la ceremonia de los Juegos Olímpicos de Barcelona.

Poco después, en 1994, puso en marcha una tienda en la famosa calle Consell de Cent, que estuvo considerada el buque insignia de la marca durante mucho tiempo.

No obstante, la entidad no solo se ha centrado en la creación de prendas de ropa y complementos para hombre y mujer, sino también en el diseño de mobiliario para el hogar.

Cabe recalcar, asimismo, que son muchas las celebridades que han estado vinculadas a la firma desde sus comienzos y, entre ellas, encontramos a Paco Rabanne, Pep Guardiola, Ona Carbonell o Alejandro Sanz, entre otras muchas.

En la actualidad, el diseñador Antonio Miró participa como asesor en la compañía y mantiene el 30 % de la empresa, mientras que Andrea Arquero, directora general, cuenta con un 70 % de la firma.

La firma de moda Antonio Miró presenta concurso de acreedores

El mundo de la moda también está sufriendo las consecuencias de la pandemia y, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la Covid-19 ha inactivado al 21 % de las empresas pertenecientes al sector de la moda en España.

La marca Antonio Miró ha sido una de las últimas afectadas por el coronavirus, que la ha llevado a sufrir importantes pérdidas económicas y a declararse en concurso de acreedores o suspensión de pagos.

En estos momentos, la firma barcelonesa está centrando sus esfuerzos en la renegociación de su deuda con los bancos para poder regresar en algún momento y volver a deleitar a todo el país con sus diseños.

Por ahora, la sociedad está en manos de la administración concursal y no tendremos más remedio que esperar un tiempo para saber si, finalmente, la firma de moda Antonio Miró sale de la situación de suspensión de pagos en la que se encuentra y consigue renacer.