Grupo Norte solicita el concurso de acreedores

El cierre de negocios y la caída en las contrataciones de personal debido a la pandemia de Covid-19 han perjudicado a muchas empresas, y una de las últimas damnificadas por la crisis sanitaria ha sido Grupo Norte.

La compañía, presidida por el empresario leonés José Rolando Álvarez, acaba de solicitar el concurso de acreedores voluntario con el objetivo de dar viabilidad a la empresa, según han explicado desde la propia organización.

¿Qué es Grupo Norte?

Grupo Norte comenzó su andadura en 1972 como una pequeña empresa familiar perteneciente al sector de la limpieza. Sin embargo, la entidad fue evolucionando con el paso de los años hasta convertirse, en 1996, en una de las mayores compañías del país especializadas en la gestión integral de servicios.

En la actualidad, cuenta con una plantilla formada por más de 1.600 empelados solo en el territorio español y, además, dispone de filiales en Perú y Chile.

Grupo Norte, con sede corporativa en Valladolid, está presidida por José Rolando Álvarez, un prestigioso empresario de Castilla y León que también ocupó la presidencia de la Cámara de Comercio de Valladolid y fue presidente de la sociedad Iberaval.

Grupo Norte, en concurso de acreedores

A pesar de haberse convertido en una de las principales empresas del sector servicios en España, Grupo Norte no ha podido evitar sufrir las terribles consecuencias de la pandemia de coronavirus.

Es por ello que la organización ha solicitado la entrada en concurso de acreedores voluntario en el Juzgado de lo Mercantil con la finalidad de proteger tanto a los trabajadores como a los proveedores, según han explicado desde la propia empresa.

No obstante, Grupo Norte ya se encontraba en una situación delicada antes de la llegada de la Covid-19 y, en 2020, vendió la multinacional italiana GiGroup, su negocio de trabajo temporal.

Cabe señalar, asimismo, que la compañía también sufrió importantes pérdidas en el año 2016 que la llevaron a recurrir a una reestructuración y refinanciación de su deuda con varias entidades financieras.

Tal como han revelado desde la propia organización, existen varios factores que la han llevado a solicitar la entrada en concurso de acreedores, tales como la reducción de los márgenes en el sector servicios desde la llegada de la pandemia, la caída en la actividad y la contratación de personal y la disminución de los ingresos.

El concurso de acreedores afecta tanto a Grupo Norte AES como a GN Soluciones de Seguridad, dos compañías que prestan sus servicios en el territorio español.

Viabilidad gracias a un plan estratégico

Aunque la compañía presidida por José Rolando Álvarez lleva varios años pasando por una complicada situación económica, la compañía ha logrado mantenerse a flote gracias al desarrollo del Plan Estratégico de Negocio 2018 – 2021, que elaboró junto a la consultora Ernst & Young y que contó con el beneplácito de las entidades financieras colaboradoras.

Sin embargo, y pese a las acciones llevadas a cabo a lo largo de los últimos años, Grupo Norte no ha podido hacer frente a las obligaciones contraídas a corto plazo con las entidades bancarias ni cumplir con las obligaciones tributarias pendientes.

El concurso de acreedores solicitado por Grupo Norte tiene como objetivo dar viabilidad a la empresa, mantener los empleos e impedir que los intereses de los trabajadores se vean afectados.

La empresa, que ha asegurado que no existe un riesgo real de liquidación, sino de liquidez, también ha indicado que prevé que el proceso concursal permita tanto proteger a empleados y proveedores como proporcionar la ayuda necesaria para atender los pagos pendientes y arrancar de nuevo.

Aunque Grupo Norte ya ha solicitado la declaración del concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil, tendremos que esperar un tiempo para conocer el destino de una de las empresas de gestión de servicios con más renombre de España.