Método Kaizen: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

Método Kaizen: ¿qué es y cuáles son sus beneficios?

La perseverancia y la realización de pequeñas acciones pueden dar lugar a grandes cambios tanto a nivel personal como profesional, y es en esos detalles en los que se basa el método Kaizen o también llamado las cinco “S”.

Si te interesa conocer un sistema que te ayude a alcanzar tus objetivos en tu vida personal o laboral, sigue leyendo y descubre las claves y ventajas de esta metodología de origen japonés.

¿Qué es el método Kaizen?

Podemos definir el método Kaizen como un concepto basado en la idea de que las pequeñas acciones que se llevan a cabo de manera constante y continua pueden ayudar a cumplir metas de gran importancia.

Según esta filosofía nacida en Japón en los años 50, las personas que implementan el método Kaizen tienen la oportunidad de ser más productivas y de alcanzar objetivos realizando pequeños cambios en su rutina diaria.

La multinacional Toyota es solo una de las grandes empresas que recurren al método Kaizen, un sistema que puede ser muy efectivo en el terreno empresarial al centrarse en las metas a corto plazo. Sin embargo, esta filosofía también está indicada para cumplir objetivos a nivel personal.

Si te preguntabas qué es el método Kaizen, también será interesante que sepas que deriva de las palabras japonesas kai y zen, que en español significan cambio y mejor, respectivamente.

¿Cuáles son los beneficios del método Kaizen?

La metodología Kaizen surgió con la finalidad de aumentar la productividad y mejorar la organización de la jornada laboral con la misión de alcanzar los objetivos marcados sin problemas ni interrupciones.

Si prestamos atención a las ventajas de esta técnica surgida en tierras niponas, podemos destacar las siguientes:

  • Mejorar la gestión del tiempo eliminado tareas prescindibles o de poca importancia. El teletrabajo ha tenido un gran protagonismo en este sentido, ya que ayuda a los empleados a ahorrar tiempo en desplazamientos.
  • Agilizar los procesos de búsqueda y documentación haciendo uso de herramientas tecnológicas ubicadas en la nube que permitan acceder a un archivo determinado en cuestión de segundos, en cualquier momento y desde cualquier dispositivo.
  • Potenciar la satisfacción de los trabajadores, quienes pueden dejar a un lado las labores innecesarias y centrarse en las que realmente importan, lo que se traduce en un mayor bienestar y permite prevenir la fatiga por decisión.
  • Hacer que las empresas cumplan sus metas y objetivos y sean más competitivas.

Las cinco «S»: Seiri, Seiton, Seiso, Seiketzu y Sheitzuke

Para implementar el método Kaizen con éxito es imprescindible tener en cuenta las cinco “S” del Kaizen, o lo que es lo mismo, los cinco pasos que se deben seguir en el momento de emplear esta metodología: Seiri, Seiton, Seiso, Seiketzu y Sheitzuke:

  1. Seiri (clasificar): este primer paso es primordial para agrupar todas las tareas que se deben realizar y eliminar aquellas que no son necesarias para cumplir las metas establecidas.
  2. Seiton (organizar): una vez que se han elegido los elementos más útiles, el método Kaizen invita a listarlos de forma ordenada para poder encontrarlos con facilidad y reducir el tiempo de búsqueda.
  3. Seiso (limpiar): consiste, como su propio nombre indica, en mejorar el espacio de trabajo con la finalidad de potenciar el bienestar de los empleados y disminuir el riesgo de sufrir un accidente laboral.
  4. Seiketzu (estandarizar): la cuarta “S” del método Kaizen está destinada a cuidar la higiene personal para evitar el desorden, sentirse cómodo en el trabajo y poder ser más productivo.
  5. Sheitzuke (disciplina): se centra en potenciar la autodisciplina y el compromiso a nivel profesional para poder implementar con éxito las cinco “S” del Kaizen.

Conclusiones

El método Kaizen es un sistema basado en la mejora continua de los procesos mediante pequeñas acciones que lleven al individuo a alcanzar todas sus metas sin interrupciones, ya sea en el plano laboral o en el terreno personal.

Para conseguirlo, esta metodología recurre a diferentes sistemas entre los que destacan las cinco “S”, que se encargan de clasificar las tareas, organizar las labores elegidas, limpiar el espacio de trabajo, cuidar la higiene personal y fomentar la autodisciplina de los empleados.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.