Openzip, S.L. en concurso de acreedores

La pandemia de coronavirus ha provocado que las tiendas físicas hayan tenido que reducir su horario de apertura, lo que ha tenido un impacto muy negativo para empresas como Openzip, S.L. (Do Rego y Novoa).

Y es que la compañía, perteneciente al sector textil y ubicada en la ciudad gallega de Vigo, acaba de declararse en concurso de acreedores.

¿Qué son Openzip y Do Rego y Novoa?

Openzip se puede definir como una empresa centrada en la venta de productos textiles, calzado y complementos de moda nacida en la provincia de Pontevedra, en Galicia.

La sociedad, creada en marzo de 2010, cuenta con un contrato de licencia para vender los artículos de Do Rego y Novoa (DR&N), una firma de moda dedicada al diseño, la confección y la comercialización a nivel internacional que comenzó su andadura en el año 2007.

La marca dispone de un total de tres líneas de ropa dirigidas a un público joven donde encontramos desde moda formal hasta prendas de estilo casual, pasando por artículos de ceremonia.

Una de las claves del éxito de Do Rego y Novoa (DR&N) ha sido su apuesta por la venta de ropa que combina la modernidad y la vanguardia con la elegancia deportiva y la originalidad.

A través de Openzip, los consumidores pueden adquirir las prendas de Do Rego y Novoa e, incluso, acceder a una sección outlet compuesta por productos textiles de la firma con grandes descuentos.

Do Rego y Novoa se declara en concurso de acreedores

Las compañías del ámbito textil no están pasando por su mejor momento y la Covid-19 ha provocado que, a principios de octubre, la tasa de supervivencia del sector se redujera al 79,1 %, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

La empresa textil Openzip no ha sido una excepción y, aunque la firma de moda Do Rego y Novoa no está atravesando una crisis económica por culpa de la pandemia, la sociedad gallega sí se ha visto en la necesidad de entrar en concurso de acreedores.

Así lo ha dejado de manifiesto el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Vigo en un edicto publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el día 22 de abril, donde se declara en concurso de acreedores voluntario abreviado a la compañía textil Openzip, S.L.

En estos momentos, las facultades de administración y disposición de la sociedad viguesa se encuentran en manos del economista César Enrique Martínez Gómez, que ha sido declarado administrador concursal.

Cabe señalar, además, que los acreedores disponen de un mes desde la publicación del edicto en el BOE para comunicar sus créditos a la administración concursal.

A pesar de que el objetivo del equipo de Openzip es superar el concurso de acreedores y llegar a un convenio, todavía tendremos que esperar un tiempo para conocer el resultado del proceso.

Otras empresas textiles afectadas por la crisis sanitaria

Las restricciones derivadas de la pandemia de Covid-19 han hecho mucho daño al sector textil y no solo han afectado de manera negativa a la compañía gallega Openzip y a la distribución y venta de artículos de Do Rego y Novoa.

Si nos centramos en otras entidades que han sufrido las consecuencias del coronavirus, también debemos prestar atención a la empresa de moda infantil Kidiliz, que cerró su filial en España durante el mes de febrero.

Destaca también la situación de Arcadia, un grupo de moda británico propiedad del empresario Philip Green que se declaró en concurso de acreedores el pasado diciembre.

No obstante, estos son solo algunos ejemplos de las devastadoras consecuencias que la Covid-19 está teniendo en el terreno de la moda y los complementos.