¿Qué es el Principio de Pareto?

Los profesionales que se proponen incrementar su eficiencia y productividad en el trabajo tienden a interesarse por técnicas como, por ejemplo, el Principio de Pareto.

Gracias a este método, emprendedores, empresarios y empleados tienen la oportunidad de gestionar mejor el tiempo y de extraer el máximo partido a la jornada de trabajo.

Pero, ¿qué es el Principio de Pareto? ¿Cuáles son los principales beneficios de este sistema destinado a aumentar la productividad? A través de las siguientes líneas daremos respuesta a estas preguntas.

Vilfredo Pareto. El creador del Principio de Pareto

El Principio de Pareto, también conocido con el nombre de Ley de Pareto 80 20, se puede definir como una teoría que asegura que el 80 % del éxito de una persona procede del 20 % de su esfuerzo.

Según esta ley, el 80 % de las consecuencias de un acto o una actividad derivan del 20 % de las causas.

Tras la invención del Principio de Pareto encontramos a Vilfredo Pareto, un ingeniero, sociólogo, economista y filósofo nacido en la ciudad francesa de París que dio forma a la Regla de 80 / 20 al percatarse de que el 80 % de la riqueza del país estaba en manos del 20 % de la población.

Este dato le llevó a pensar que en la vida no existe un equilibrio entre la causa y el efecto y que son muy pocas las acciones que producen los mejores resultados.

Según esta teoría de Vilfredo Pareto, en una compañía el 20 % de los clientes generan el 80 % de los ingresos, lo que debería llevar a los empresarios a centrar sus esfuerzos en quienes proporcionan la mayor cantidad de beneficios a la organización.

No obstante, el Principio de Pareto o Ley de Pareto 80 20 no solo se puede aplicar al sector empresarial, sino también a diferentes ámbitos de la vida personal.

¿Cuáles son las ventajas del Principio de Pareto o Ley de Pareto 80 20?

La premisa fundamental se centra en prestar más atención y dedicar una mayor cantidad de esfuerzo a aquellas tareas que reportan más beneficios.

Solo así es posible aprovechar las ventajas de este método, entre las que podemos destacar las siguientes:

Descubrir el auténtico valor

Según el principio de Vilfredo Pareto, en una empresa el 80 % de los ingresos proviene del 20 % de los clientes.

Esta información puede ser de gran ayuda para la compañía y brindarle la oportunidad de analizar a sus usuarios y descubrir cuáles son los segmentos que realmente le aportan beneficios y requieren la máxima atención.

En resumen, podríamos afirmar que la Ley de Pareto 80 20 ayuda a las organizaciones a descubrir el auténtico valor de su clientela, a priorizar acciones y a invertir mejor el tiempo.

Incrementar la productividad

El Principio de Pareto permite identificar cuáles son las acciones que derivan en una mayor cantidad de ingresos, lo que ayuda a identificar las tareas prioritarias, a aprovechar mejor el tiempo y a aumentar la productividad en el trabajo.

Reducir los niveles de estrés

Una de las ventajas es que ayuda a determinar cuáles son las tareas que merecen ser priorizadas, lo que también ayuda a los trabajadores a tener claro qué labores son más importantes, a organizar mejor su día a día y, en definitiva, a disminuir su nivel de estrés y ansiedad.

Facilitar la toma de decisiones

Los empresarios deben tomar cientos de decisiones todos los días. Por suerte, la Ley de Pareto 80 20 puede ser de ayuda a la hora de decidir, ya que anima al profesional a analizar qué clientes o servicios proporcionan mayores beneficios y a aprender cuándo es conveniente decir que no a un proyecto.

Cómo aplicar el Principio de Pareto

Aunque el Principio de Pareto se puede aplicar en distintos ámbitos personales y profesionales, quienes lo emplean para determinar que el 80 % de los ingresos de la empresa proceden del 20 % de los clientes deberían sacarle partido siguiendo estos pasos:

  1. Elaborar un listado con todos los clientes de la compañía.
  2. Analizar y estudiar a cada uno de ellos para determinar cuáles son los que generan el 80 % de los ingresos de la empresa.
  3. Averiguar cuáles son los clientes a los que hay que dedicar una mayor cantidad de esfuerzo.
  4. Una vez que el empresario o emprendedor tiene estos datos, ya está en disposición de crear una lista con los clientes que aportan mayores beneficios con el menor esfuerzo y empezar a centrarse más en ellos.

Conclusiones

El Principio de Pareto, también llamada Ley de Pareto 80 20, asegura que el 80 % de las consecuencias derivan del 20 % de las causas, por lo que aplicarlo en el día a día puede ayudar a incrementar la productividad, recudir el estrés y la ansiedad, facilitar la toma de decisiones y saber qué es lo que aporta más valor a la empresa.