¿Qué es la Técnica de los 6 sombreros?

La creatividad juega un papel esencial en la vida de infinidad de profesionales, lo que lleva a mucho de ellos a preguntarse qué es la Técnica de los 6 sombreros y cómo pueden aprovechar sus beneficios.

Y es que nos encontramos ante una metodología que se puede convertir en la gran aliada de quienes desean estimular la creatividad, favorecer la comunicación y poder ver un problema o situación desde diferentes ángulos.

La Técnica de los 6 sombreros, un método creado por Edward de Bono

La Técnica de los 6 sombreros es una realidad gracias a Edward de Bono, un escritor y psicólogo nacido en Malta en el año 1933 y titulado por la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Pero, ¿qué es la Técnica de los 6 sombreros? Según Edward de Bono, se trata de una herramienta de comunicación y razonamiento que aplica el pensamiento lateral, o lo que es lo mismo, la capacidad para resolver problemas de forma imaginativa.

Las personas que recurren a esta técnica desarrollada por Edward de Bono tienen la oportunidad de ver un problema o situación desde distintos enfoques y perspectivas, lo que permite encontrar soluciones de un modo más ágil y efectivo.

Quienes se preguntan qué es la Técnica de los 6 sombreros, cuáles son sus ventajas y cómo se aplica, pueden encontrar las respuestas a través de Seis sombreros para pensar, una obra escrita por el propio Edward de Bono que recoge todos los secretos de esta metodología.

¿Cómo funciona la Técnica de los 6 sombreros?

En esta metodología diseñada para pensar mejor y de forma más creativa, encontramos seis colores de sombreros que representan las seis direcciones del pensamiento que todo ser humano debería emplear a la hora de enfrentarse a un problema o dilema.

Al poner en práctica esta técnica, los participantes disponen de seis sombreros imaginarios que pueden “ponerse” y “quitarse” en función del tipo de pensamiento que estén utilizando.

Cuando se trata de un trabajo en grupo, es fundamental que todos los participantes lleven puesto el mismo sombrero a la vez para asegurarse de que sus tipos de pensamientos están alineados.

La clave de la Técnica de los 6 sombreros se centra en hacer uso de todos los sombreros disponibles, ya que esta acción permitirá ver todos los enfoques y perspectivas posibles y disponer de una mayor capacidad para tomar la decisión acertada.

Veamos a continuación qué representa cada sombrero y qué tipo de funciones se atribuyen a cada uno de los colores:

Sombrero de color blanco

El sombrero de color blanco se basa, simplemente, en el análisis de los datos disponibles de manera aséptica, neutral y objetiva sin llevar a cabo ningún tipo de valoración personal.

Sombrero de color rojo

En el libro seis sombreros para pensar, el color rojo se explica que sirve para exponer los sentimientos, sensaciones y emociones que genera un problema determinado.

Sombrero de color negro

En este caso, el color negro se utiliza para animar a los participantes a exponer los aspectos negativos del problema o situación al que se enfrentan, lo que les ayuda a ver el lado más realista, a identificar peligros y a ser más críticos.

Sombrero de color amarillo

El amarillo es el color de la mala suerte para los más supersticiosos. Sin embargo, en la Técnica de los 6 sombreros se usa para hacer referencia al pensamiento positivo con la finalidad de ver la cara más optimista de la vida y encontrar nuevas soluciones, pero siempre teniendo los pies en el suelo y recurriendo a la lógica.

Sombrero de color verde

Ha llegado el momento de poner en marcha la creatividad y dar rienda suelta a la imaginación.

Y es que eso es lo que representa el sombrero verde: la posibilidad de aprovechar las ventajas del pensamiento lateral para encontrar nuevas rutas, opciones, soluciones y alternativas partiendo de la originalidad y el ingenio y recurriendo a métodos como el brainstorming o el Design Thinking, por ejemplo.

Sombrero de color azul

El sombrero de color azul se suele emplear tanto al principio como al final de la sesión cuando se aplica la Técnica de los 6 sombreros, ya que sirve para establecer el tema central de la discusión y decidir cuál será el orden de los sombreros.

Una vez que la reunión ha terminado, el sombrero azul se usa para recopilar y resumir cuáles han sido las conclusiones a las que han llegado los participantes.

Conclusiones

La técnica descrita en el libro seis sombreros para pensar del psicólogo maltés Edward de Bono y se utiliza para impedir que el proceso de toma de decisiones se convierta en algo traumático y pase a ser una experiencia agradable y llena de aprendizaje.

Además, nos encontramos ante una metodología que permite entrenar el cerebro para que aprenda a pensar mejor, agilizar la toma de decisiones, encontrar diferentes enfoques para una misma problemática, mejorar el trabajo en equipo, obtener una visión integral de la situación y escoger el camino idóneo ante cualquier situación.