Meditar para trabajar mejor

Meditar para trabajar mejor

El estrés y el ritmo frenético propio del día a día llevan a muchas personas a aprovechar los beneficios de meditar para trabajar mejor.

Esto se debe a que la meditación se ha convertido en una actividad perfecta para desconectar, relajar el cuerpo y la mente y regular los niveles de nerviosismo y ansiedad.

Son tantos los beneficios de meditar para trabajar mejor y potenciar el bienestar personal que, a día de hoy, existen datos estadísticos que revelan que solo en Estados Unidos ya hay 18 millones de personas que aprovechan las ventajas de la meditación.

¿Qué es meditar?

Tal como explican desde la web del Instituto Nacional del Cáncer (NIH), la meditación es una “práctica de la mente y el cuerpo por la que una persona enfoca su atención en algo, como un objeto, una palabra, una frase o la respiración, para reducir al mínimo pensamientos o sentimientos que distraen o causan tensión”.

Cabe señalar, asimismo, que la meditación es una actividad apta para todos los públicos, ya que cualquier persona puede realizarla y beneficiarse de sus múltiples cualidades.

Meditar, una actividad que ayuda a trabajar mejor

Meditar no solo resulta útil para mejorar la vida personal, sino también para trabajar mejor y aumentar la productividad en el terreno laboral.

Si nos centramos en los beneficios de la meditación en el ámbito del trabajo, podemos destacar los siguientes:

Estimula la capacidad de atención

Las tareas propias del día a día requieren, en la mayoría de los casos, dosis muy altas de atención y concentración, y más aún entre las personas que tienden a realizar varias labores de manera simultánea.

Por suerte, la meditación puede ayudar a quienes la practican a aprender a gestionar los recursos del cerebro relacionados con la atención con una mayor eficiencia.

Además, un estudio publicado en el año 2007 en el periódico The New York Times desveló que practicar meditación de manera regular favorece la capacidad de concentración a largo plazo.

Mejora la agilidad mental

Un estudio llevado a cabo por un equipo de neurólogos del Centro Waisman de la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, demostró que los participantes que se habían dedicado a meditar tenían un cerebro más activo.

Es por ello que, si nos centramos en la importancia de meditar para trabajar mejor, podemos afirmar que esta práctica resulta muy útil a la hora de mejorar la agilidad mental.

Combate el estrés laboral

Aprender a controlar los niveles de estrés es fundamental para poder desempeñar la jornada laboral con eficacia.

Para conseguirlo, nada mejor que recurrir a la meditación, ya que se trata de una práctica perfecta para combatir el estrés y sus dañinos efectos sobre la salud.

Así lo reveló un estudio publicado en la revista médica Psychosomatic Medicine en el que participaron personas con cáncer.

La investigación dejó de manifiesto que el hecho de meditar las ayudaba a mitigar las consecuencias del estrés e, incluso, a tratar los síntomas de la depresión.

Disminuye el dolor

Los dolores de cabeza y de espalda tienden a ser muy frecuentes en la vida de las personas que están sometidas a altos niveles de estrés.

Estas molestias impiden trabajar con normalidad pero, por fortuna, meditar puede ser de gran ayuda a la hora de combatirlas.

Y es que, según un estudio realizado en 2017 por la Universidad de Leeds Beckett, en Reino Unido, la meditación se podría convertir en una alternativa a los analgésicos convencionales debido a su poder para mejorar la tolerancia al dolor.

Refuerza el sistema inmunitario

Contar con un sistema inmunitario fuerte es primordial para luchar contra las enfermedades y gozar de una salud de hierro.

De ahí la importancia de combinar una alimentación sana y variada con la práctica frecuente de ejercicio físico y con una vida tranquila y libre de altos niveles de estrés.

Si, además, se recurre a la meditación, reforzar el sistema inmunitario es todavía más sencillo.

Así lo demostró un estudio publicado en 2003 en la revista Psychosomatic Medicine donde participaron varias personas que se sometieron a un programa de meditación que tuvo una duración de ocho semanas.

Transcurrido ese tiempo, el análisis concluyó que los hombres y mujeres que habían formado parte de la investigación habían desarrollado una mayor cantidad de anticuerpos de la gripe que las personas que habían prescindido de la meditación.

Conclusiones

Cada vez son más las personas que tienen en cuenta la importancia de meditar para trabajar mejor, ya que esta actividad está indicada para combatir el estrés, fortalecer el sistema inmunitario, reducir los dolores, estimular la agilidad mental y mejorar la concentración y la capacidad de atención.

Sin embargo, no hay que olvidar que esta práctica requiere tiempo, esfuerzo, paciencia y constancia para poder dar frutos y favorecer el bienestar mental y corporal.

Deja un comentario

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *