Ventajas y desventajas del multitasking o multitarea

La tecnología permite que podamos realizar diferentes acciones al mismo tiempo y que muchos profesionales busquen información sobre las ventajas y desventajas del multitasking o multitarea. Y es que llevar a cabo varias labores a la vez tiene pros y contras que todos los emprendedores, empresarios y empleados deberían conocer.

¿Qué es el multitasking o multitarea?

La multitarea, también conocida como multitasking en inglés, hace referencia a la capacidad de realizar distintas actividades de forma simultánea y con la máxima eficacia.

El término multitarea procede del vocablo multitask, que se emplea para definir el poder de algunos dispositivos electrónicos para hacer varias tareas al mismo tiempo.

Esa capacidad ha sido trasladada al entorno humano debido a que, hoy por hoy, el multitasking suena con fuerza en las empresas porque son muchas las que buscan profesionales que puedan desempeñar distintos quehaceres de manera simultánea.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la multitarea?

A pesar de que existen multitud de compañías que solo incorporan a sus plantillas a personas que tienen la capacidad de hacer diferentes actividades a la vez, el multitasking tiene ventajas y desventajas que se deberían tener en cuenta.

Ventajas del multitasking

Al centrarnos en los beneficios del multitasking o multitarea, podemos enumerar los siguientes:

  • Incrementar la productividad y aprovechar mejor el tiempo al desempeñar varias tareas a la vez.
  • Brindar al trabajador la oportunidad de asumir una mayor cantidad de responsabilidad al tener la capacidad de hacer diferentes cosas al mismo tiempo.
  • Llevar un proyecto al éxito, sobre todo en los comienzos debido a que todo negocio requiere la realización de tareas de lo más diversas y variadas durante los primeros meses de actividad.
  • Reducir costes en la contratación de personal, ya que las empresas que cuentan con trabajadores multitarea que hacen varias labores al mismo tiempo tienen la oportunidad de ahorrar en capital humano.
  • Aprender a desempeñar las labores más complejas con una mayor facilidad al estar acostumbrado a llevar a cabo una amplio abanico de quehaceres de manera simultánea.

Desventajas del multitasking

A pesar de que el multitasking o multitarea ofrece muchas ventajas tanto a los empleados como a los empresarios, también cuenta con algunos contras que es importante conocer y valorar, tales como:

  • Aumentar los niveles de estrés de los empleados, que pueden llegar a sentirse abrumados por la gran cantidad de labores que deben llevar a cabo de manera simultánea.
  • Dedicar una menor atención a tareas que requieren una concentración total para poder ser realizadas a la perfección.
  • Influir de manera negativa en la salud mental, ya que el multitasking o multitarea disminuye la capacidad de recordar las actividades que se han llevado a cabo a lo largo del día, lo que puede derivar en pérdidas de memoria.
  • Cometer errores con una mayor frecuencia al estar realizando actividades diferentes al mismo tiempo.
  • Disminuir la capacidad de detectar qué información no es relevante para el proyecto que se está realizando. Así lo reveló un estudio de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos, que dejó de manifiesto que las personas multitarea no son capaces de ignorar los datos que son irrelevantes.

Conclusiones

Al centrarnos en las ventajas del multitasking o multitarea, vemos que se trata de una cualidad perfecta a la hora de arrancar un proyecto, incrementar la productividad en el trabajo, disminuir los costes asociados a la contratación de personal y realizar labores complicadas con una mayor facilidad.

Sin embargo, no hay que olvidar que el multitasking también puede aumentar los niveles de estrés de los empleados, así como llevarlos a cometer errores con frecuencia, a sufrir pérdidas de memoria y a toparse con dificultades a la hora de tener que seleccionar información relevante.

De ahí la importancia de analizar el tipo de actividades que se deben llevar a cabo para determinar si es posible realizarlas al mismo tiempo o si, por el contrario, es mejor desempeñarlas por separado con el fin de dedicarles la máxima concentración posible.