Cómo ser nómada digital

Los avances tecnológicos han hecho posible que ser nómada digital se haya convertido en una realidad para un amplio número de personas.

Además, se trata de un término que suena con más fuerza que nunca desde la irrupción del teletrabajo, que ha crecido de un modo muy considerable desde la llegada de la pandemia de Covid-19.

En la actualidad, y según estimaciones de CaixaBank, más del 32 % de los empleados de España podría realizar su trabajo de manera remota.

¿Qué es un nómada digital?

Podemos definir como nómada digital o digital nomad al profesional que, en lugar de trabajar en una oficina u otro lugar fijo, lo hace desde casa, desde una cafetería, desde una biblioteca pública o desde un hotel situado en las Bahamas, por ejemplo.

Y es que los nómadas digitales tienen el privilegio de poder desempeñar su trabajo desde cualquier rincón del mundo, siempre y cuando dispongan de un dispositivo con conexión a internet.

Gracias a las nuevas tecnologías, estas personas pueden llevar una vida nómada y obtener ingresos mientras viajan y descubren otros lugares del mundo.

¿Cuáles son las ventajas de ser nómada digital?

Aunque el día a día del nómada digital o digital nomad puede llegar a ser bastante solitario cuando pasa mucho tiempo lejos de sus familiares y amigos, este estilo de vida también aporta muchos beneficios debido a que permite:

  • Trabajar desde cualquier lugar usando, tal solo, un ordenador conectado a internet, una opción ideal para recorrer el planeta sin renunciar a percibir ingresos todos los meses.
  • Disponer de un horario flexible que el profesional puede adaptar a sus necesidades y su manera de vivir, siempre y cuando le permita cumplir los objetivos marcados.
  • Optar a un amplio abanico de puestos de trabajo, ya que internet ha abierto todo un mundo de posibilidades a las personas que sueñan con convertirse en nómadas digitales.
  • Elegir el lugar de trabajo que más le guste, ya sea un hotel en las montañas, un apartamento frente al mar, una cafetería con deliciosos tentempiés o una biblioteca con siglos de historia, por ejemplo. Lo importante en este caso es que se trate de un sitio tranquilo donde no haya muchas distracciones y exista una conexión a internet de buena calidad.
  • Aprender idiomas, sobre todo si el nómada digital elige trabajar viajando a lo largo y ancho del planeta.

Algunas ideas de trabajos para el digital nomad

Hoy por hoy, internet permite que muchos trabajos se puedan llevar a cabo sin necesidad de disponer de un espacio de trabajo fijo.

Si nos centramos en las mejores profesiones para el nómada digital, podemos destacar las siguientes:

Diseñador web

La profesión de diseñador web está más viva que nunca debido a que cada vez son más las empresas que demandan la puesta en marcha de una página on-line que muestre su filosofía, sus productos y servicios y su ubicación.

Blogger

Las herramientas disponibles a día de hoy en internet permiten crear un blog en cuestión de minutos sobre temáticas de lo más diversas y variadas.

Los bloggers que apuestan por la formación en redacción web, posicionamiento SEO, WordPress y redes sociales pueden generar mucho tráfico a sus portales y convertirse en nómadas digitales llenando su blog de contenido desde cualquier lugar del mundo.

Si el blog tiene éxito y recibe miles de visitas todos los días, su creador tendrá la oportunidad de obtener ingresos a través de banners publicitarios, marketing de afiliación y publicación de artículos patrocinados, principalmente.

Redactor

Las personas que tienen un don especial para la escritura pueden aprovecharlo para dar vida a su propio blog o escribir para terceros redactando artículos, boletines informativos o textos de páginas web corporativas, entre otros muchos tipos de contenidos.

Editor de vídeos

El vídeo tiene un protagonismo cada vez mayor en las estrategias de marketing de las empresas, ya que es ideal para captar y fidelizar clientes a través de contenido dinámico, ameno y entretenido.

De hecho, en la actualidad el 81 % de las marcas están apostando por el vídeo marketing, según datos de un estudio realizado por Hubspot.

Trabajar como editor de vídeos puede ser una estupenda opción para quien se propone ser nómada digital, ya que para desempeñar esta profesión solo se necesita contar con un ordenador e internet de alta velocidad.

Traductor

Las empresas que desean expandirse y aterrizar en otros mercados requieren los servicios de un traductor, un trabajo que el profesional que se desenvuelve a la perfección en varios idiomas puede desempeñar sin inconvenientes desde cualquier rincón del mundo.

Solo necesita hacer uso de herramientas de edición de textos y de programas informáticos que le permitan estar en contacto con sus clientes a través de chats y videollamadas.

Community manager

El community manager centra su trabajo en la gestión integral de las redes sociales de una empresa, lo que le permite ser nómada digital y llevar a cabo sus labores en cualquier espacio que ofrezca conexión a internet.

Fotógrafo

Disponer de imágenes de una excelente calidad resulta esencial para periódicos, revistas, portales en línea y muchos otros tipos de negocios.

Es por esta razón que la profesión de fotógrafo tiene una gran demanda y que son muchos los expertos en fotografía que aprovechan sus conocimientos para captar imágenes excepcionales mientras recorren el mundo.

Conclusiones

Ser nómada digital o digital nomad implica tener la oportunidad de trabajar en cualquier lugar usando, tan solo, un ordenador con conexión a la red.

Aunque son muchas las profesiones que permiten llevar este estilo de vida, no hay que olvidar que los nómadas digitales también deben establecer una rutina de trabajo para poder generar ingresos mes a mes, apostar por la formación constante para estar al día de todas las novedades relacionadas con su sector y elegir espacios para trabajar que sean tranquilos y confortables y ofrezcan una excelente conexión a internet.