El Grupo Comatel solicita el concurso de acreedores para sus restaurantes

La Covid-19 ha golpeado con fuerza al sector de la hostelería y ha traído consigo graves consecuencias para empresas como el Grupo Comatel, que ha solicitado el concurso de acreedores para sus tres restaurantes de Valencia.

Así quedó reflejado en el edicto publicado el 25 de febrero de 2021 en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde el Juzgado de lo Mercantil número 4 de Valencia declaró el concurso voluntario de Restauraciones Comatel, S.L.U., sociedad perteneciente al Grupo Comatel.

Los tres restaurantes del Grupo Comatel en Valencia

El Grupo Comatel vio la luz en el año 1990 de la mano de Fidel Molina y Ramón Rojo, que comenzaron su andadura empresarial distribuyendo máquinas recreativas por todo el territorio español.

A pesar de que la sede central de la compañía está situada en Valencia, Comatel también dispone de oficinas en las ciudades de Madrid y Sevilla.

Su apuesta por la innovación y las nuevas tecnologías le permitieron cosechar importantes éxitos en el sector de la distribución de máquinas recreativas, aunque la empresa también centra parte de su labor en la explotación de un total de doce salones de juego de la Comunidad Valenciana.

Unos años después de su puesta en marcha, el Grupo Comatel decidió adentrarse en el ámbito de la hostelería creando la cadena valenciana MYR Hotels, que en la actualidad cuenta con varios establecimientos, como son el hotel Palacio Vallier, el hotel Marqués House, el hotel Plaza Mercado y los apartamentos Market Suite.

La inauguración de los hoteles del Grupo Comatel fue acompaña de la apertura de un total de tres restaurantes: Café Madrid, un restaurante – coctelería ubicado en el hotel Marqués House; El Rincón del Mercado, que forma parte del hotel Plaza Mercado; y La Perfumería, que se encuentra en el interior del hotel Palacio Vallier.

Restauraciones Comatel entran en concurso de acreedores

Sin embargo, el sector de la hostelería está atravesando uno de los peores momentos de su historia debido a la pandemia de coronavirus y a las restricciones que se han tenido que implementar para frenar el número de contagios.

Dichas medidas han derivado en el cierre de bares, hoteles y restaurantes en la mayoría de las comunidades autónomas españolas, algo que ha afectado de manera muy negativa a infinidad de empresas.

De hecho, las pérdidas en el terreno de la hostelería alcanzaron los 70.000 millones de euros a lo largo de 2020, según declaró Emilio Gallego, secretario de Hostelería de España, en una entrevista para Onda Cero.

Además, la pandemia de Covid-19 también ha provocado la pérdida de 300.000 puestos de trabajo y ha llevado al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a más de 350.000 empleados.

La situación actual ha hecho mella en compañías como el Grupo Comatel, que ha declarado en concurso voluntario de acreedores a la firma Restauraciones Comatel por insuficiencia de masa activa.

A pesar de que Fidel Molina ha dejado de manifiesto que la empresa se encuentra en una situación límite y que no tenían otra opción debido a la crisis en el sector de la restauración, también ha señalado que espera poder resolver el concurso y no tener que clausurar sus tres restaurantes de Valencia de manera definitiva, aunque de momento los establecimientos mantienen sus puertas cerradas.

El concurso de acreedores ya es una realidad para otros muchos restaurantes

Los restaurantes del Grupo Comatel se suman a una larga lista de establecimientos de restauración que se han visto obligados a solicitar el concurso de acreedores a causa de la crisis actual.

En este sentido, podemos destacar el caso del restaurante Blue Spot de Gerard Piqué, un local ubicado en Barcelona que pidió el concurso de acreedores en diciembre de 2020.

Cabe señalar, asimismo, el cierre del mítico restaurante Zalacaín, que bajó la persiana después de entrar en concurso de acreedores a pesar de haber sido el primer restaurante de España en conseguir las tres estrellas Michelin.

La pandemia de coronavirus se ha extendido por todo el mundo y también ha afectado de forma negativa a Luckin Coffee, una cadena de cafeterías fundada en China y con presencia en el continente americano que ha presentado una solicitud ante los tribunales que le permita acogerse al Capítulo 15 del Código de Quiebras de Estados Unidos.

Pero estos son solo algunos ejemplos de los devastadores efectos de la pandemia en el ámbito de la hostelería y la restauración, ya que la lista de establecimientos que entran en quiebra o solicitan el concurso de acreedores crece día tras día.