La cadena de zapaterías Botticelli pide el concurso de acreedores para una de sus filiales

La cadena de zapaterías Botticelli, con sede en el municipio valenciano de Finestrat, acaba de solicitar el concurso de acreedores para Cobalto Shoes, una de sus filiales.

Así quedó reflejado en el edicto publicado el 17 de febrero de 2021 en el Boletín Oficial del Estado (BOE), donde el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante declaró a Cobalto Shoes, S.L. en concurso voluntario de acreedores.

Botticelli, una cadena de zapaterías multimarca

Botticelli es un grupo de zapaterías que nació hace más de dos décadas inspirado, como su propio nombre indica, en Sandro Botticelli, uno de los pintores de mayor renombre de una de las primeras fases del Renacimiento: el Quattrocento italiano.

Es por ello que la elegancia ha sido siempre la principal premisa de los zapatos que se encuentran a la venta en las zapaterías Botticelli, donde las últimas tendencias en moda se combinan con comodidad, alta calidad y diseños actuales.

A lo largo de sus más de veinte años de historia, la cadena de zapaterías Botticelli ha logrado convertirse en uno de los mayores referentes del comercio minorista de calzado en la ciudad de Alicante.

El grupo, que trabaja con una marca propia y con más de 50 firmas, ocupa un lugar destacado en la avenida de Maisonnave, la calle más comercial del centro de Alicante, así como en varios centros comerciales tanto de la Comunidad Valenciana como de otras ciudades del territorio español.

Concurso de acreedores para una de las filiales del grupo de zapaterías Botticelli

En la actualidad, la encargada de dirigir el grupo Botticelli es la sociedad Turquesa Sport, S.L., un holding alicantino centrado en el comercio al por menor de productos textiles, calzado, confección, pieles y artículos de cuero.

De ella penden cuatro sociedades, y una es Calzados Crubel, que asume la gestión de las zapaterías Botticelli a través de otras cinco filiales. Entre estas últimas encontramos a Cobalto Shoes, que ha sido declarada en concurso de acreedores voluntario.

El proceso ha llevado al Juzgado de lo Mercantil número 2 de Alicante a decretar la suspensión de las facultades de administración de Cobalto Shoes y a designar como administrador concursal al abogado José Luis Valdés Pascual.

Desde la publicación del edicto en el BOE, los acreedores disponen de un plazo de un mes para poner en conocimiento de la administración concursal la existencia de sus créditos.

Aunque la cadena de zapaterías Botticelli ha cosechado grandes éxitos a lo largo de su historia, las restricciones impuestas a las tiendas físicas por culpa de la pandemia de Covid-19 obligaron a la compañía a cerrar sus comercios durante tres meses para, después, reabrirlos con límites de aforo y acabar con las puertas abiertas en un horario limitado.

Finalmente, la filial Cobalto Shoes se ha visto muy afectada por las nuevas normas, que han reducido las ventas y la afluencia de compradores en los puntos de venta físicos, y por ello ha optado por solicitar el concurso voluntario de acreedores.

La crisis del sector textil

El grupo de zapaterías Botticelli no es el único que ha experimentado las consecuencias negativas de la pandemia de coronavirus.

De hecho, la cadena de zapaterías Calzados Rumbo, fundada en Murcia en 1980, también presentó el concurso voluntario de acreedores durante el pasado mes de julio.

No hay duda de que la industria de la moda se ha visto muy afectada por la Covid-19 y, hasta noviembre de 2020, el Instituto Nacional de Estadística (INE) situó la caída de las ventas en un 28,6 %, un desplome que ha hecho mella en negocios tan míticos como la cadena de zapaterías Botticelli.