La empresa de ropa infantil Normandie, en concurso de acreedores

La pandemia de coronavirus ha impactado de manera muy negativa en el ámbito de la moda y Normandie, una empresa catalana de ropa infantil, ha sido una de las últimas en sufrir los estragos del Covid-19. Y es que la compañía ha sido declarada en concurso de acreedores voluntario por el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Barcelona, según quedó reflejado en el edicto publicado el 8 de febrero de 2021 en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Normandie, una compañía de ropa infantil nacida en Cataluña

Normandie es una empresa de ropa infantil con sede en la ciudad catalana de Barcelona que opera a través de la sociedad Normond Group, S.L.

La compañía comenzó su actividad en el año 2000 gracias a la diseñadora Graziella Anton de Vez, que puso en marcha Normandie con el objetivo de ofrecer ropa y complementos de moda para los más pequeños.

A pesar de su estilo clásico, la ropa y los accesorios de la firma catalana Normandie siempre se caracterizaron por estar fabricados con tejidos coloridos a la par que naturales.

Desde su creación hace ahora más de veinte años, la marca ha puesto a disposición de los consumidores ropa y complementos para bebés de entre 0 y 36 meses.

A lo largo de sus dos décadas de historia, la compañía catalana logró crear una red en España compuesta por diez tiendas entre propias y franquicias, así como tener presencia en los centros comerciales El Corte Inglés y en varios países de Asia.

Normandie solicita el concurso de acreedores voluntario

La Covid-19 ha obligado a muchas tiendas físicas a cerrar sus puertas y ha reducido las ventas de un modo muy considerable.

La empresa de ropa infantil catalana Normandie ha sido una de las afectadas y ha anunciado que acaba de ser declarada en concurso de acreedores voluntario abreviado.

A partir de ahora, la administración concursal correrá a cargo de Pkf Attest Concursal, S.L.P., que ha designado a Gonzalo Pérez Grijelmo, especialista en derecho mercantil y concursal.

Los acreedores, por su parte, disponen de un plazo de un mes desde la publicación del edicto en el BOE para realizar la comunicación de sus créditos a la administración concursal.

Una época complicada para el sector de la moda infantil

A pesar de que la hostelería y la restauración han sido las grandes perjudicadas por la crisis económica y sanitaria, es importante tener en cuenta que el sector de la moda tampoco está pasando por un buen momento.

De hecho, las ventas en el ámbito de la moda no recuperarán los niveles anteriores a la pandemia de Covid-19 hasta el año 2022, según datos de la agencia de calificación Moody’s.

Si prestamos atención al terreno de la ropa infantil, vemos que la compañía catalana Normandie no ha sido la única que ha sufrido las negativas consecuencias de la pandemia.

Destaca también el caso de Pili Carrera, una firma que se ha dedicado a la venta de ropa para niños durante casi 60 años y que, finalmente, ha entrado en liquidación y ha cerrado sus puertas.

Aunque el comercio electrónico está siendo la salvación para multitud de los negocios relacionados con la moda, son muchas las empresas españolas con tiendas físicas que están sufriendo la crisis económica provocada por la pandemia de coronavirus.