Eurosca, empresa de carpintería metálica, cierra sus puertas

La compañía Eurosca, matriz de HBG Corp., ubicada en Huesca y centrada en la carpintería metálica y en la fabricación de fachadas ligeras, ha iniciado la fase de liquidación dentro del concurso de acreedores. Esto conllevará el cierre de la empresa y el despido de sus alrededor de 70 trabajadores.

En el edicto, publicado el 11 de enero de 2021, doña Paula Jarne Corral, Letrada de la Administración de Justicia del Juzgado de primera Instancia e Instrucción número 3 y Mercantil de Huesca, ha acordado la apertura de la fase de liquidación dentro del concurso de acreedores de la sociedad, Eurosca, S.A.U.

¿Quiénes eran Eurosca?

Eurosca era una empresa dedica a fabricar, comercializar e instalar carpintería metálica como barandillas, muros cortina y forros con la finalidad de atender las necesidades de cerramiento en el sector de la construcción.

La compañía, nacida en Huesca en el año 1994, también se ocupa de la fabricación e instalación de persianas, ventanas, toldos y mamparas de baño en carpintería de aluminio.

Con el tiempo, la compañía logró convertirse en todo un referente nacional en el ámbito de las fachadas ligeras.

Además, la empresa oscense llevó a cabo proyectos en el pabellón multiusos Reyno de Navarra Arena de Pamplona, el Colegio Alemán de Madrid o el laboratorio farmacéutico Aldo-Unión en Barcelona, por ejemplo. Incluso, consiguió aterrizar en el mercado alemán en el año 2015.

En aquel momento, una compañía extranjera decidió adquirir el 70 % de las acciones de la matriz de HBG Corp., pero a principios de 2020 la entidad fue liquidada y la empresa oscense tuvo que absorber la deuda, lo que frenó sus planes de crecimiento.

A pesar de que Eurosca lleva casi treinta años ofreciendo sus servicios, finalmente ha presentado un concurso de acreedores y ha anunciado el cierre de sus puertas.

Cierre y liquidación en concurso de acreedores

Eurosca, matriz de HBG Corp., un grupo dedicado al diseño, la fabricación y la instalación de envolventes arquitectónicas, ha presentado un concurso de acreedores al igual que las demás empresas de Huesca pertenecientes al mismo holding debido, tal como señalan desde la propia compañía, a que el proyecto no es viable a día de hoy.

Al concurso de acreedores se une el cierre de la sociedad y el despido de unos 70 empleados, aunque en estos momentos se está negociando un primer Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaría a alrededor de 50 trabajadores.

Y es que la compañía ha experimentado a lo largo de los últimos meses unas importantes pérdidas económicas que la han llevado a una situación de insolvencia y al cierre de la sociedad y que muchos de los empleados achacan a una gestión deficiente.

Si todo va según lo previsto, durante este mes de enero se procederá a la entrada en concurso de acreedores y a la clausura del resto de entidades pertenecientes al grupo HBG Corp. para que la actividad haya cesado por completo a mediados de febrero.

La publicación del edicto en el BOE ha dejado de manifiesto que Eurosca ha sido suspendida en el ejercicio de sus facultades de administración y disposición de su patrimonio, que ahora corren a cargo de la administración concursal, integrada por el abogado don Miguel Ángel Palazón Esteban.

Los acreedores tienen un plazo de un mes desde la publicación del edicto en el BOE para poner en conocimiento de la administración concursal la existencia de sus créditos.

No obstante, no es la única empresa del sector de la construcción que está pasando por malos momentos en las últimas semans, ya que en España también existen casos como el de Silos Córdoba, una entidad dedicada a la fabricación de silos metálicos para almacenar grano que acaba de entrar en concurso de acreedores por segunda vez en dos años.