Silos Córdoba, de nuevo en concurso de acreedores

La crisis sanitaria y económica que está azotando al sector empresarial español tiene una nueva víctima: Silos Córdoba ha entrado de nuevo en concurso de acreedores por segunda vez en dos años.

La compañía, ubicada en la ciudad andaluza de Córdoba, ya recurrió a este procedimiento judicial en 2019 y tuvo la oportunidad de llegar a un acuerdo con el 92 % de los acreedores que hizo posible que la empresa refinanciara su deuda y se librara de los embargos.

Pero Silos Córdoba ha vuelto a toparse con problemas financieros que la han visto obligada a entrar, de nuevo, en concurso de acreedores al no poder hacer frente a sus deudas.

La historia de Silos Córdoba

La compañía cordobesa Silos Córdoba, S.L.U. nació en el año 1975 de la mano de Juan López Liétor para centrarse en la fabricación de un amplio abanico de silos metálicos destinados a almacenar grano.

La sociedad, creada para ofrecer soluciones de almacenaje, manejo y conservación del cereal, también fabrica maquinaria de transporte, equipamiento para la ganadería, estructuras, fábricas de pienso y revestimientos metálicos.

Aunque Silos Córdoba tiene origen español, se trata de una empresa que dispone de una red de trabajo de carácter mundial y que ha operado en varios países del mundo.

A lo largo de sus más de 45 años de historia, Silos Córdoba ha conseguido obtener varios premios por su labor y ha logrado consolidar su presencia internacional en más de 50 países.

No obstante, la entidad cordobesa se encuentra en una situación muy complicada que le impide afrontar sus deudas, lo que la ha llevado a volver a declararse en concurso de acreedores.

Pero, como comenté antes, no es la primera vez que la entidad recurre a este procedimiento judicial debido a que la compañía ya se declaró en concurso de acreedores hace más de un año.

En aquel momento, el proceso tuvo un final feliz debido a que un edicto publicado en el BOE decretó la cancelación de los embargos que pudieran haber afectado a la empresa cordobesa después de que esta consiguiera refinanciar su deuda.

De vuelta al concurso de acreedores

El Juzgado de lo Mercantil de Córdoba ha aprobado el concurso voluntario de acreedores de Silos Córdoba, tal como refleja el edicto publicado el 14 de enero de 2021 en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Aunque el deudor conserva las facultades de administración y disposición de su patrimonio, estas estarán sometidas a la administración concursal, que ha sido designada a la empresa Aguayo Consultores.

A partir de ahora, la consultora será la encargada de evaluar la viabilidad de Silos Córdoba y de reunirse con los acreedores para poder alcanzar un acuerdo que mantenga a flote a la compañía cordobesa.

En cuanto a los acreedores, estos disponen de un plazo de un mes desde la publicación del edicto en el BOE para comunicar la existencia de sus créditos a la administración concursal.

Todavía tendremos que esperar un tiempo para descubrir si la compañía logra superar el concurso de acreedores con éxito una vez más.