Cómo crear un hábito. El Método Seinfeld

Crear hábitos, rutinas y organizarse el día a la perfección resulta primordial para incrementar la productividad y alcanzar objetivos, lo que lleva a multitud de personas a apostar por el Método Seinfeld.

Se trata de una estrategia que cuenta con muchos adeptos no solo por su efectividad a la hora de crear hábitos, sino también por su sencillez debido a que, para ponerla en práctica, solo hace falta disponer de un calendario y varios rotuladores de colores.

¿Qué es el Método Seinfeld?

El Método Seinfeld es una estrategia diseñada con el objetivo de fomentar la creación de hábitos y rutinas con facilidad recurriendo a un sistema que se caracteriza por su sencillez.

A la hora de implementar el Método Seinfeld, lo primero que hay que hacer es elegir una tarea pendiente, como puede ser practicar ejercicio físico todos los días, estudiar una lección de un curso o máster por las tardes o leer varios capítulos de un libro cada noche, por ejemplo.

A continuación, nuestro cometido se centrará en transformar la tarea elegida en un hábito que acabe formando parte de nuestra vida de manera natural y lo podamos llevar a cabo de forma casi inconsciente.

Cómo crear hábitos con el Método Seinfeld

Una vez elegida la tarea, el siguiente paso se centrará en conseguir un calendario de grandes dimensiones y situarlo en un lugar donde sea visible.

Recuerda que los calendarios digitales no tienen cabida en el Método Seinfeld, ya que resulta esencial poder visualizarlos sin necesidad de tener que buscarlos en el teléfono móvil.

También necesitarás un rotulador rojo y otro de otra tonalidad, siempre y cuando sea llamativa y capte tu atención cuando mires el calendario.

Cuando tengas los elementos necesarios para implementar el Método Seinfeld, el siguiente paso consistirá en señalar el día en el que te encuentras con una gran cruz de color rojo si has conseguido completar la tarea que te has marcado.

Si, por ejemplo, esta se centra en hacer deporte desde el primer día del año y el 1 de enero sales a correr, antes de acostarte deberás señalar la primera jornada del año con una gran cruz en color rojo que deje constancia de que has alcanzado tu objetivo.

No obstante, si algún día no cumples tu misión deberás sustituir el rojo por el otro color elegido y la cruz por un tachón que deje claro que ese día tu objetivo se ha quedado en el aire, aunque también existe la opción de dejarlo en blanco.

De este modo, cada vez que mires el calendario serás consciente de tus esfuerzos y las cruces rojas te animarán a seguir centrándote en tu misión, a crear hábitos y convertirlo en algo natural y a llegar a realizar la tarea sin esfuerzo.

¿De dónde viene este método?

El Método Seinfeld surgió gracias a Jerome Allen Seinfeld, un actor, comediante y escritor estadounidense que se convirtió en el personaje principal de la serie de televisión Seinfeld, donde se interpretaba a él mismo.

El show, que estuvo en marcha desde 1989 hasta 1998, mostraba situaciones que, a pesar de ser simples y cotidianas, eran tratadas con grandes dosis de humor.

En una ocasión, Seinfeld aseguró que para crear chistes buenos era primordial escribir todos los días, sin ningún tipo de excepción. Esa necesidad de crear hábito y rutinas fue lo que dio lugar al Método Seinfeld, que debe su nombre al actor y que continúa muy vivo en la actualidad.

Conclusiones

El Método Seinfeld se puede convertir en un buen aliado para quienes se proponen crear hábitos y rutinas, aunque para que sea efectivo es importante empezar con tareas que sean motivadoras y fáciles de llevar a cabo.

También resulta conveniente definir muy bien el objetivo, realizar una única tarea al mismo tiempo, ser constante y emplear un calendario en papel que sea de grandes dimensiones.

Ten en cuenta, asimismo, que si quieres crear hábitos tanto en el terreno particular como en el laboral, siempre puedes utilizar dos calendarios y dedicar uno al trabajo y otro a la vida personal.