Norwegian solicita el concurso de acreedores en Irlanda

Las compañías aéreas están atravesando uno de los peores momentos de su historia debido a la pandemia de Covid-19, y Norwegian no ha sido una excepción. Y es que la aerolínea noruega ha pedido el concurso de acreedores en Irlanda para algunas de sus filiales, como es el caso de Arctic Aviation Assets.

La historia de Norwegian

Para conocer el origen de la aerolínea Norwegian Air Shuttle ASA, más conocida como Norwegian, debemos remontarnos a 1993, año en el que fue fundada como una compañía aérea regional que realizaba vuelos en la zona oeste de Noruega.

Hasta 2002, la empresa utilizaba aviones Fokker 50, pero todo cambió a partir de ese año, cuando Norwegian comenzó a operar como una aerolínea de bajo coste y a recorrer el mundo a bordo de aviones Boeing 737.

Aunque en un primer momento la aerolínea solo se centró en proporcionar servicio en Noruega, poco a poco se fue expandiendo hasta diseñar rutas tanto en el resto del continente europeo como en Estados Unidos, América del Sur y Asia.

El objetivo de Norwegian fue, desde sus inicios, ofrecer tarifas asequibles y brindar a los viajeros la oportunidad de recorrer buena parte del mundo a unos precios muy competitivos.

Con el paso de los años, Norwegian ha logrado convertirse en la tercera aerolínea low cost o de bajo coste más grande de Europa, por detrás de Ryanair y Easyjet.

Norwegian se ha visto muy afectada por la pandemia

El sector de las aerolíneas ha sido uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus y, según datos de Aena, durante el mes de julio España recibió 6,98 millones de viajeros, lo que supuso un 76,2 % menos que en el mismo periodo del año anterior.

Arctic Aviation Assets se suma un creciente número de aerolíneas con problemas financieros. A día de hoy la mayoría prevén que la recuperación del sector no se producirá hasta 2024.

Estos datos han llevado a un gran número de compañías aéreas a realizar recortes y reestructuraciones para poder afrontar la crisis económica y sanitaria que estamos viviendo.

En el caso de Norwegian, cabe destacar que la aerolínea noruega ya decidió presentar un expediente de quiebra el pasado mes de abril para sus filiales encargadas de contratar pilotos y tripulantes de cabina de pasajeros.

Tampoco hay que olvidar que en el mes de marzo la compañía aérea anunció la cancelación del 85 % de sus vuelos y el despido de más de 7.000 trabajadores.

El concurso de acreedores de Arctic Aviation Assets

En un comunicado publicado por la propia aerolínea, Norwegian aseguraba que en 2018 transportó a más de 37 millones de pasajeros tras haber lanzado 35 nuevas rutas y haber incorporado 25 aviones.

Sin embargo, la expansión del coronavirus y la negativa del Gobierno de Noruega a proporcionar un apoyo adicional a la aerolínea han menguado esas cifras de un modo muy considerable y, a día de hoy, Norwegian ha tenido que solicitar el concurso de acreedores en Irlanda para algunas de sus filiales.

La más afectada ha sido Arctic Aviation Assets, una filial de gestión de activos que se constituyó en el año 2013 y que es propiedad de Norwegian Air Shuttle.

En estos momentos, la aerolínea tiene como principal objetivo reorganizar y disminuir su deuda, así como mantener sus vuelos domésticos en Noruega, evitar la quiebra y salvar el mayor número posible de puestos de trabajo.


¿Estás pensando solicitar concurso de acreedores en tu empresa?