El restaurante Zalacaín cierra sus puertas

El restaurante Zalacaín, ubicado en la Comunidad de Madrid, se ha visto obligado a echar el cierre definitivo y solicitar concurso de acreedores.

A pesar de los esfuerzos de sus propietarios por sacar el negocio adelante, finalmente este local que se convirtió en el primer restaurante español en conseguir las tres estrellas Michelin no ha podido continuar su actividad.

La historia del restaurante Zalacaín

Para conocer el origen del restaurante Zalacaín debemos remontarnos a 1973, año en el que Jesús María Oyarbide y Consuelo Apalategui fundaron este establecimiento.

El local debe su nombre a Martín Zalacaín, un muchacho vasco que protagoniza la obra del escritor Pío Baroja titulada Zalacaín el aventurero, cuya primera edición fue impresa en el año 1908.

Desde un primer momento, la sofisticación, la elegancia y la exquisita cocina del restaurante captaron la atención de personalidades del mundo de la política y la banca e, incluso, llegó a recibir a reyes, presidentes nacionales e internacionales, artistas, deportistas y premios Nobel.

No obstante, su mayor éxito se produjo en el año 1987, cuando logró convertirse en el primer restaurante de España en obtener las tres estrellas Michelin con Benjamín Urdiaín al frente de la cocina.

El restaurante Zalacaín hizo historia en nuestro país, se convirtió en toda una referencia gastronómica en los tiempos de la Transición y deleitó el paladar de sus comensales con platos como el steak tartar con patatas soufflé, la merluza al vapor de albahaca, el búcaro Don Pío o el sorbete de higos chumbos.

Finalmente, Jesús María Oyarbide vendió el negocio a Luis García Cereceda, uno de sus mejores clientes, quien dejó el negocio a cargo del Grupo La Finca tras su fallecimiento.

El restaurante Zalacaín entra en concurso de acreedores y echa el cierre definitivo

El coronavirus ha provocado el cierre de infinidad de negocios y ha afectado con una especial dureza al ámbito de la hostelería y la restauración.

El restaurante madrileño Zalacaín no ha sido una excepción y las dificultades financieras derivadas de la pandemia de Covid-19 le han llevado a solicitar el concurso de acreedores e ir directamente a la liquidación.

Después de sopesar todas las posibilidades y de plantearse abrir durante la época navideña, finalmente el equipo del restaurante Zalacaín ha decidido cerrar las puertas de este mítico local que cuenta con más de 45 años de historia a sus espaldas.

Aunque durante los meses de Estado de Alarma el establecimiento intentó sobrevivir ofreciendo un servicio de comida a domicilio, el coronavirus le impidió reabrir sus puertas y, tal como ha explicado el equipo del restaurante Zalacaín en un comunicado, mantenerlo cerrado de manera indefinida era “insostenible económicamente”.

Otros restaurantes que han cerrado por culpa del coronavirus

El restaurante Zalacaín no es el único que ha sufrido las consecuencias de la crisis económica y sanitaria que estamos viviendo.

Destaca también el caso del restaurante Oriza de Sevilla, que entró en concurso de acreedores el pasado mes de septiembre y que, a día de hoy, mantiene sus puertas cerradas.

También requiere una mención especial la situación de Tako Away Franquicias, que se declaró en concurso de acreedores voluntario en julio y dio por finalizada su actividad.

Sin duda, la Covid-19 ha traído consigo graves consecuencias para el sector de la restauración y, de los casi 300.000 establecimiento de restauración que hay en la actualidad en el territorio español, 60.000 no han logrado reabrir después del cierre decretado en marzo, según los datos estimados por la consultora NPD para Marcas de Restauración.

Además, se prevé que el ámbito de la restauración cierre el año 2020 con una caída en la facturación de alrededor de 15.000 millones de euros y una pérdida de unos 400.000 puestos de trabajo.