Paule Ka entra en concurso de acreedores

Paule Ka es una marca de moda femenina francesa que también está sufriendo las consecuencias de la crisis sanitaria y económica y que acaba de anunciar la entrada en concurso de acreedores.

A pesar de que en el mes de junio la compañía Marco Polo vendió Paule Ka al empresario alemán Matthias Thoma, finalmente la firma se ha visto inmersa en un procedimiento concursal.

El origen de Paule Ka

Para conocer el origen de Paule Ka debemos remontarnos a 1987, año en el que Serge Cajfinger puso en marcha esta marca de moda femenina en la ciudad francesa de París.

Cajfinger creó este negocio perteneciente al sector de moda para mujer inspirándose en la elegancia propia de los años 50 y 60 y en celebrities como la princesa Grace Kelly o la actriz Audrey Hepburn.

Fue así como nació esta firma que, a lo largo de sus más de 30 años de vida, ha apostado por vestir a la mujer con prendas atemporales, sofisticadas, sobrias y refinadas.

En el año 2012, la empresa experimentó un fuerte crecimiento gracias a la apertura de tiendas en China y en el continente europeo y de una sala de exposición en la ciudad estadounidense de Nueva York.

Dos años después, en 2014, Serge Cajfinger decidió dejar de trabajar como presidente y director creativo de la firma para centrarse en nuevos proyectos personales.

En 2017, la compañía Marco Polo se convirtió en la principal accionista de Paule Ka hasta junio de este 2020, cuando la empresa pasó a ser propiedad del experto en finanzas Matthias Thoma, que adquirió la totalidad de las acciones.

En la actualidad, Paule Ka dispone de un total de 56 tiendas y corners en varios países, tiene una red de venta al por mayor compuesta por 250 minoristas y da empleo a más de 120 personas.

Paule Ka entra en concurso de acreedores

A pesar de que la firma de moda femenina Paule Ka cerró el último ejercicio con una facturación de 39,4 millones de euros, la situación actual ha llevado a la marca francesa a entrar en concurso de acreedores.

El procedimiento fue abierto por el Tribunal de Comercio de París el pasado 27 de octubre debido, según ha informado la propia empresa, a “la decisión de su único accionista, la sociedad Rodexia, y de su presidente, Matthias Thoma, de no inyectar los fondos necesarios a los que se había comprometido cuando fue comprada al grupo Marco Polo en junio de 2020″.

En estos momentos, Paule Ka se encuentra sumergida en la búsqueda de compradores, aunque la fecha límite para presentar una oferta se ha establecido en el próximo lunes 30 de noviembre.

La firma francesa no ha podido evitar la entrada en concurso de acreedores pese a que en julio de este año puso en marcha un gran plan de rescate que incluyó el lanzamiento de una nueva plataforma de comercio electrónico y la firma de un acuerdo de distribución en China.

Todo ello fue acompañado por la apertura de una franquicia en la localidad francesa de Courchevel y de un showrooom en la ciudad italiana de Milán, así como por el lanzamiento de una nueva línea de moda llamada Mademoiselle que fue diseñada para dirigirse a una mujer más joven y casual.

Sin embargo, a día de hoy la marca de moda femenina Paule Ka necesita encontrar a un nuevo inversor que se ocupe de financiar todas estas iniciativas y permita que la firma siga viva no solo en Francia, sino también en otros muchos países del mundo donde tiene presencia.

Te asesoramos

Necesitas asesoramiento sobre la ley concursal. ¿Conoces la figura del preconcurso de acreedores o el concurso express? Ponte en contacto conmigo o con mi equipo a través del formulario de contacto de este blog y te ofrecemos un asesoramiento inicial gratuito y sin compromiso.