Flexiworking o trabajo flexible: ¿Qué es?

La pandemia de Covid-19 ha cambiado la manera de vivir de todos los ciudadanos y ha propiciado el auge de nuevas formas de trabajo flexible como, por ejemplo, el flexiwork o flexiworking.

Se trata de una modalidad laboral que ha adquirido una gran relevancia desde que el coronavirus comenzara a expandirse y que, a día de hoy, está presente en la vida de multitud de empresas y empleados.

¿Qué es el trabajo flexible o flexiworking?

La palabra flexiwork surge de la unión entre los términos flexible y work (trabajo) y se utiliza para hacer referencia a una manera de trabajar que permite que el empleado pueda adaptar su jornada a las necesidades de su día a día.

En el flexiwork o flexiworking lo importante no es ajustarse a un horario estricto de trabajo, sino realizar las tareas diarias a la perfección sea cual sea el momento en el que se lleven a cabo.

La clave del flexiwork o trabajo flexible reside, por tanto, en trabajar en base a unas tareas u objetivos sin que ello implique tener que ajustarse a un horario concreto.

Ventajas y desventajas del flexiwork para los trabajadores

El teletrabajo ha experimentado un crecimiento sin precedentes debido a la pandemia de Covid-19, que ha llevado a infinidad de personas a trabajar desde casa con el fin de frenar la expansión del virus.

De hecho, en 2019 solo un 4,8 % de las personas ocupadas trabajaban desde su hogar, una cifra que ascendió a un 34 % durante las semanas de restricciones por la pandemia, según un estudio realizado por IvieLab, del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas.

No obstante, el flexiworking o trabajo flexible tiene ventajas y desventajas para los empleados. A través de las siguientes líneas enumeraremos algunas de las más destacadas.

Un trabajo flexible con horario flexible

Sin duda, uno de los principales beneficios del flexiwork o trabajo a distancia es que brinda al empleado la oportunidad de elegir el horario que mejor se ajusta a sus necesidades y a su vida personal, siempre y cuando le permita llevar a cabo todas las labores propias de su puesto o cargo.

La combinación perfecta

Apostar por esta forma de trabajo no implica que el trabajador deba trabajar en casa todos los días, ya que existen fórmulas mixtas que combinan trabajo en remoto con jornadas en la oficina.

El flexiworking mejora la conciliación

Son muchas las personas que tienen hijos o familiares a su cargo y que se topan con serias dificultades cuando la empresa les obliga a adaptarse a un horario determinado.

En este sentido, el flexiwork se puede convertir en una herramienta excelente para fomentar la conciliación de la vida laboral con la personal y reducir los niveles de estrés de los empleados.

Menos desplazamientos

Trabajar desde casa implica que el empleado no tenga la necesidad de desplazarse en coche o en transporte público a su lugar de trabajo, lo que se traduce en un ahorro económico, en una reducción de la contaminación y en un menor riesgo de sufrir un accidente de tráfico.

El trabajo flexible no es para todos

Aunque el flexiworking tiene muchas ventajas, no todo el mundo puede recurrir al él, ya que existen empleos que requieren de la presencia física del empleado, en especial cuando este trabaja en un establecimiento abierto al público (supermercado, centro comercial…) o en el sector del transporte, por ejemplo.

Sin espacio para una oficina

Son muchas las personas que habitan en inmuebles de reducidas dimensiones donde no existe la posibilidad de transformar una habitación en oficina.

Esto implica que deban realizar sus tareas en espacios comunes (salón, comedor, cocina…) donde concentrarse puede resultar complicado.

Además, el hecho de trabajar en una zona destinada al ocio y la relajación provoca que desconectar una vez finalizada la jornada se convierta en una complicada labor.

Ventajas y desventajas del flexiwork para las empresas

El flexiwork no solo tiene pros y contras para los empleados, sino también para las empresas. Conozcamos algunas de sus ventajas y desventajas.

Disminución de los gastos

Cuando una parte de la plantilla trabaja desde casa, las empresas tienen la oportunidad de reducir el gasto en agua y electricidad, lo que se traduce en un mayor ahorro mensual.

Reduce la tasa de abandono

Los trabajadores que tienen el privilegio de adaptar su horario laboral a sus necesidades diarias se sienten más tranquilos y felices, lo que potencia su bienestar y disminuye su deseo de abandonar la empresa en la que trabajan.

El trabajo flexible incrementa la productividad

La mayoría de los empleados que recurren al flexiwork se sienten menos estresados y más motivados, lo que aumenta sus niveles de productividad.

Así lo reflejó un estudio llevado a cabo por CaixaBank Research, que reveló que la adopción del teletrabajo de forma generalizada en el territorio español podría incrementar la productividad entre un 1,4 % y un 6,2 %.

Problemas en la comunicación

No todo son ventajas en el mundo del flexiworking, ya que algunas empresas que se topan con dificultades a la hora de comunicarse con sus empleados debido a que se pierde el contacto cara a cara y a que no todos eligen el mismo horario de trabajo.

Trabajo flexible pero en equipo

El trabajo en equipo puede ser de gran utilidad a la hora de encontrar nuevas ideas, solucionar problemas o llevar un proyecto por el mejor camino.

Aunque las nuevas tecnologías permiten que los empleados se puedan seguir reuniendo de manera virtual, cabe la posibilidad de que tengan más dificultades para organizar un encuentro si no disponen de un espacio físico en el que poder verse e interactuar.

A pesar de que el trabajo flexible tiene ventajas y desventajas para empresarios y trabajadores, no hay que olvidar que el panorama laboral está cambiando y que el trabajo en remoto se está colando poco a poco en la vida de miles de españoles.