Cómo diseñar un calendario editorial

Saber cómo hacer un calendario editorial paso a paso tiene una gran relevancia para quienes ponen en marcha una web o blog.

Y es que esta herramienta permite organizar todo el contenido del site y realizar un seguimiento de los artículos publicados con el fin de saber si están dando los resultados esperados.

¿Qué es un calendario editorial?

El calendario editorial es una herramienta esencial para los propietarios de un blog o revista on-line que se utiliza para plasmar los tipos de contenido (artículos, infografías, audios, vídeos…) que se van a publicar en la web a lo largo del año.

Elaborar un calendario editorial es una acción que lleva tiempo y, además, es necesario dedicar varios minutos al día a su actualización.

Sin embargo, merece la pena invertir parte de la jornada en su preparación debido a que ayuda a establecer las palabras clave fundamentales para el negocio, encontrar inspiración, optimizar el tiempo, incrementar la productividad, alcanzar los objetivos de marketing, mejorar la organización con los redactores en caso de tenerlos y evitar el contenido duplicado.

Cómo hacer un calendario editorial

Son muchas las personas que, al crear un blog, se sumergen de lleno en la redacción y publicación de textos.

Sin embargo, para que ese contenido resulte efectivo y ayude a cumplir los objetivos de marketing que se han establecido, resulta esencial que se realice un trabajo previo centrado en la creación de un calendario editorial.

Aunque a día de hoy existen infinidad de plugins y plataformas que ayudan al usuario a diseñar este tipo de calendario, las hojas de Excel son más que suficientes para dar vida a un documento de estas características.

Antes de empezar a definir el calendario editorial, es importante plasmar en un documento aparte todas las palabras clave que pueden tener relación con el negocio y utilizar una herramienta que permita analizar su volumen de búsquedas mensuales y su competencia.

En este sentido, el planificador de palabras clave de Google se puede convertir en un magnífico aliado para quienes desean llevar a cabo esta tarea sin coste alguno.

Una vez que el listado de palabras clave está listo, el siguiente paso se centra en crear el calendario editorial, que debería incluir los siguientes elementos:

Fecha de publicación

Asignar una fecha concreta a cada artículo es primordial para llevar un control de los textos que se van a publicar, no perderse ninguna fecha señalada y saber con exactitud cuándo aparecerá el post en la web o blog.

Estado

Es posible que un redactor externo se esté encargando de la redacción de uno de los textos o que estés inmerso en la confección de un artículo pero tan solo dispongas de un borrador.

Sea cual sea el estado del contenido que se va a publicar, será importante que lo indiques en tu calendario editorial para que no se te escape nada.

Objetivo

Escribir con un objetivo claro es fundamental para cualquier emprendedor que disponga de un blog, ya que los textos deberán ir enfocados a alcanzar esa meta, ya sea vender productos y / o servicios, obtener leads, incrementar el número de visitas o mejorar en engagement en las redes sociales, por ejemplo. No te olvides de dejar claro el objetivo de cada post en tu calendario editorial.

Tema

Si has llevado a cabo un análisis de las palabras clave que te ayudarán a posicionarte en internet, estarás en disposición de establecer los temas para tus artículos en tu calendario editorial.

En este sentido, también será interesante que tengas en cuenta las fechas señaladas dentro de tu sector.

Si, por ejemplo, has creado un blog de nutrición, puedes aprovechar la celebración del Día Mundial del Pistacho para publicar un artículo dedicado a los beneficios y propiedades de este fruto seco.

Categoría

La categoría hace referencia al tema principal del contenido que se va a publicar. Siguiendo con el ejemplo del blog de nutrición, una categoría podría ser “Frutos secos”.

Indicar este punto en tu calendario editorial te ayudará a saber cuántos artículos se van a publicar en cada categoría y a saber si te convendría redactar más textos sobre un tema concreto.

Autor

Si dispones de un equipo de redactores no te olvides de indicar quién será el escritor de cada artículo.

De esta forma, será mucho más sencillo organizar el trabajo y conseguir que cada redactor sepa sobre qué va a escribir a lo largo de los próximos meses, lo que te ayudará a ahorrar mucho tiempo en organización y gestión.

Tipo de contenido

Dotar un blog de contenido diverso y variado puede ser de gran utilidad para incrementar el número de lectores y de visitas a la web.

Acuérdate de plasmar en el Excel cuál es el tipo de contenido por el que vas a optar y de indicar si se tratará de un texto, un vídeo, una entrevista, una checklist, un podcast o una infografía, por ejemplo.

Título del post

Indicar el título de tu artículo impedirá que repitas titulares y te ayudará a recordar todos los temas que has ido abordando a lo largo del tiempo de un simple vistazo.

Puedes establecer un titular provisional y modificarlo una vez que hayas redactado el artículo.

Enlaces

Incluir enlaces externos e internos en el blog que complementen la información proporcionada puede ser muy útil para mejorar el posicionamiento SEO y la comprensión del lector.

Si quieres desarrollar tu estrategia de linkbuilding de una forma práctica y efectiva, no te olvides de añadir los enlaces que has incluido en cada post en tu calendario editorial.

Palabra o frase clave

Si has realizado un trabajo de búsqueda y definición de palabras clave, solo tendrás que añadirlas en tu calendario editorial para que no se te escape ningún tema que pueda ser de interés para tu público objetivo.

Meta descripción

La meta descripción se puede definir como un breve texto de alrededor de 160 caracteres que aparece en los resultados de los motores de búsqueda cuando el usuario introduce un término determinado en internet.

Para ser efectiva y animar al lector a hacer clic, la meta descripción debe contener las palabras clave, un resumen claro y conciso de lo que encontrará el internauta al acceder al artículo y una llamada a la acción.

Cuando la hayas redactado, añádela en tu calendario editorial para poder analizar los resultados con posterioridad de un modo más práctico y sencillo.

Resultados

Analizar los resultados obtenidos con cada post es de vital importancia para saber si el contenido está funcionando de la manera correcta y se están cumpliendo los objetivos marcados.

De ahí la importancia de incluir un apartado de “Resultados” en el calendario editorial donde se indique cuántas visitas ha recibido el artículo, qué posición ocupa en Google o cuántas veces se ha compartido en las redes sociales, por ejemplo.

Observaciones

Deja un apartado para notas u observaciones donde tanto tú como tus redactores podáis anotar aspectos que puedan ser relevantes para el artículo o blog.

No olvides que entre los elementos que no pueden faltar en los calendarios editoriales encontramos la fecha de publicación, el status, el tema, el objetivo principal, las observaciones, las palabras clave, los enlaces, el titular, el tipo de contenido, el autor, la categoría, la meta descripción y los resultados obtenidos con la publicación de cada artículo.