6 beneficios del marketing de guerrilla

El mundo de los negocios es cada vez más competitivo y aplicar técnicas como el marketing de guerrilla puede ser de gran utilidad a la hora de diferenciarse del resto de marcas y empresas.

Sobre todo para los propietarios de pequeños y medianos negocios que no tienen la oportunidad de destinar amplias partidas presupuestarias a la puesta en marcha de grandes campañas publicitarias.

¿Qué es el marketing de guerrilla?

El marketing de guerrilla es una estrategia publicitaria que no se basa en realizar importantes inversiones económicas ni en emplear multitud de recursos, sino en el factor sorpresa, es decir, en captar la atención de los usuarios recurriendo a la creatividad y a técnicas originales y rompedoras.

Cabe señalar, asimismo, que uno de los principales objetivos de este tipo de marketing se centra en obtener el mayor impacto posible con la mínima inversión. Y, para conseguirlo, la creatividad y la imaginación se convierten en elementos esenciales.

¿Cuál es su origen?

Para conocer los orígenes del marketing de guerrilla debemos remontarnos al inicio de los años 80 del pasado siglo, ya que fue en esa época cuando el escritor de negocios estadounidense Jay Conrad Levinson acuñó el término.

Para ello, Conrad se centró en las tácticas de las guerrillas, un tipo de organización militar independiente que suplía la falta de recursos a la hora de luchar contra los grandes enemigos con acciones muy impactantes basadas en el factor sorpresa.

Este tipo de marketing se inspira en aquellas guerrillas haciendo uso de métodos diferentes e innovadores que ayuden al negocio a destacar en un mundo en el que la publicidad está a la orden del día.

¿Cuáles son las ventajas del marketing de guerrilla?

Son muchos los emprendedores que se animan a aprovechar los beneficios del marketing de guerrilla, ya que se trata de una estrategia publicitaria perfecta para generar impacto en los clientes y diferenciarse de los principales competidores. Entre sus ventajas destacan las siguientes:

Una pequeña inversión

El marketing de guerrilla no se centra en desembolsar exorbitantes cantidades de dinero en la creación de una campaña publicitaria, sino en sustituir las inversiones económicas por el derroche de grandes dosis de creatividad.

Mejorar la imagen de marca

Las técnicas publicitarias destinadas a llamar la atención del público mediante campañas plagadas de originalidad consiguen mostrar el lado más creativo de la empresa, lo que mejora la imagen de marca y facilita el acercamiento a los consumidores.

El uso del teléfono móvil

Lograr que el marketing de guerrilla se haga viral es, a día de hoy, más sencillo que nunca debido a que son muy pocas las personas que no disponen de un teléfono móvil inteligente.

Esto permite que infinidad de usuarios tengan la oportunidad de fotografiar o grabar las campañas y compartirlas con sus contactos, lo que puede hacer que el contenido se vuelva viral en cuestión de horas.

Muchas posibilidades

En el universo del marketing de guerrilla la creatividad es el límite, por lo que podemos afirmar que nos encontramos ante un tipo de publicidad que admite un amplio abanico de posibilidades.

Entre las técnicas más habituales destacan el ambient marketing, consistente en hacer publicidad impactante en un espacio público; la publicidad encubierta, donde destacan los artículos y vídeos protagonizados por influencers que hacen hincapié en las cualidades de un producto o servicio; los flashmobs, destinados a reunir a grupos de personas en un espacio concreto para que realicen una acción determinada (por ejemplo, bailar); y los vídeos virales, cuya misión se centra en publicar un clip que consiga millones de reproducciones.

Una alternativa a los medios tradicionales

El marketing de guerrilla también se ha convertido en una excelente alternativa a los medios de comunicación tradicionales y ha permitido dar a conocer marcas, productos y servicios prescindiendo de la radio, la televisión y la prensa escrita, donde el coste por la publicación de una campaña puede ser muy difícil de asumir para las pequeñas y medianas y empresas.

Mejores resultados en las redes sociales

Las campañas que apuestan por este tipo de marketing tienden a hacerse virales y a generar un alto engagement en las redes sociales, así como a incrementar el número de seguidores y a obtener feedback por parte de los usuarios.

Encontramos un buen ejemplo en una campaña llevada a cabo por la marca de dentífricos Colgate.

Aunque el consumo de alimentos dulces puede derivar en la aparición de caries dentales, Colgate optó por unirse al “enemigo” en lugar de luchar contra él.

Para conseguirlo, lanzó al mercado Don’t forget, un original cepillo de dientes escondido en el interior de un helado o una piruleta que recordaba a los usuarios, de una forma muy original, la importancia de lavarse los dientes tras el consumo de dulces.

Y es que la creatividad y la imaginación se han convertido en los pilares fundamentales del marketing de guerrilla y de algunas de las campañas publicitarias más exitosas del panorama actual.


¿Quieres sacar tu proyecto adelante? ¿Necesitas mentorización o un buen plan de negocio para defenderlo delante de los inversores? Cuenta conmigo. Llámame.