Objetivos SMART: definición y ejemplos

¿Cómo podemos establecer objetivos en un proyecto empresarial? ¿Qué criterios debemos tener en cuenta? Hoy trataré de explicar una sencilla metodología: Los objetivos SMART. Esta técnica debería estar muy presente por parte del emprendedor a la hora de desarrollar su plan de negocio. Es sencilla y permite organizar nuestros objetivos de forma eficaz y fructífera.

Gracias a esta metodología es posible centrar el trabajo y los esfuerzos en el tiempo, el personal y los recursos que realmente ayudarán al empresario a cumplir sus objetivos.

¿Qué son los objetivos SMART?

Los objetivos SMART se pueden definir como metas muy concretas y específicas.

La palabra “SMART” corresponde a un acrónimo que resume las características que deberían reunir todos los objetivos en el mundo empresarial.

En este sentido, vemos que las letras que componen este vocablo procedente del inglés hacen referencia a:

  • S: Specific (Específico).
  • M: Measurable (Medible).
  • A: Achievable (Alcanzable).
  • R: Relevant (Relevante).
  • T: Timely (En un plazo de tiempo concreto).

Veamos con más detalle las características que tiene que incluir un objetivo SMART para cumplir su misión.

Específico

En primer lugar, un objetivo SMART debe ser específico, es decir, claro, conciso y concreto.

Un error muy común es definir como objetivo “incrementar las ventas on-line”. Aunque la misión está clara, para que esta meta se pueda calificar como SMART será esencial que sea mucho más concreta y que se centre, por ejemplo, en aumentar las ventas on-line un 30 % antes del 31 de diciembre de 2020.

Medible

Los objetivos SMART también tienen que poder medirse y ser interpretados con facilidad haciendo uso de las herramientas disponibles a día de hoy en el mercado.

Quienes disponen de un blog o un ecommerce y se proponen incrementar el tráfico en una cifra determinada, pueden medir esa meta recurriendo a plataformas como Google Analytics.

No hay que olvidar que medir y analizar los objetivos marcados resulta fundamental para saber si se está yendo por el buen camino o si, por el contrario, es necesario implementar otro tipo de estrategias.

Alcanzable

Quienes se proponen incluir los objetivos SMART en su negocio o proyecto también deben centrarse en la definición de metas realistas y alcanzables.

A pesar de que aumentar la facturación mensual en un 80 % puede sonar muy bien, quizás se trate de un objetivo difícil de alcanzar y haya que comenzar estableciendo una meta más cercana y factible.

Relevante

Sin duda, los objetivos SMART se tienen que adaptar a las necesidades de cada empresa o negocio.

Pese a que aumentar el número de visitas a una web en un porcentaje y periodo de tiempo determinados puede ser una de las principales metas SMART para quienes disponen de un blog, en otro tipo de negocios este objetivo no tendrá ningún tipo de relevancia.

De ahí la importancia de definir qué persigue la empresa, qué desea conseguir y cuáles son los objetivos que debe tener en cuenta para alcanzar el éxito.

En un plazo de tiempo concreto

Los plazos juegan un papel primordial en el mundo de los objetivos SMART porque es de suma importancia que todas las metas vayan acompañadas de un plazo de tiempo determinado para alcanzarlas.

Si la misión se centra en conseguir un 30 % más de suscriptores a la newsletter, será de suma importancia determinar de cuánto tiempo se dispondrá para llegar a esa cifra.

Objetivos SMART. Ejemplos

Ya sabemos que los objetivos SMART deben ser específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Ahora, toca conocer algunos ejemplos concretos:

Ejemplo 1:

Aumentar un 25 % las visitas al blog desde los perfiles sociales a lo largo de los próximos tres meses.

  • Específico: aumentar las visitas.
  • Medible: un 25 %.
  • Alcanzable: un porcentaje de visitas concreto y razonable.
  • Relevante: las visitas deben proceder de las redes sociales porque se está potenciando la presencia en este tipo de plataformas.
  • En un plazo de tiempo concreto: tres meses.

Ejemplo 2:

Incrementar el tráfico hacia la página web en un 50 % (de 1.000 a 1.500 visitas) en dos meses publicando dos entradas al día en el blog para aumentar las impresiones y los ingresos por publicidad de Google Adsense.

  • Específico: incrementar el tráfico a la web.
  • Medible: un 50 %.
  • Alcanzable: publicar dos entradas al día en el blog.
  • Relevante: aumentar los ingresos publicitarios a través de Google Adsense.
  • En un plazo de tiempo concreto: dos meses.

Ejemplo 3:

Aumentar el tasa de clics en el boletín un 30 % a lo largo de los siguientes cinco meses con el fin de aumentar el tráfico a la web y difundir los contenidos entre un mayor número de personas.

  • Específico: aumentar el número de clics en el boletín.
  • Medible: un 30 %.
  • Alcanzable: realizar campañas de email marketing para enviar newsletters a los suscriptores.
  • Relevante: incrementar el tráfico a la web, así como la difusión de contenidos.
  • En un plazo de tiempo concreto: cinco meses.

Dedicar tiempo a establecer unos objetivos SMART que sean específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales resulta de vital importancia para cualquier tipo de negocio, sea cual sea su sector y tamaño.


¿Quieres saber más de mi? Entra en el siguiente enlace y mira a lo que me dedico. Si ves que podemos colaborar o establecer alguna sinergia entre tu actividad y la mía, contáctame a través del formulario de contacto de este blog.