Calzados Rumbo entra en concurso de acreedores

La cadena de zapaterías Calzados Rumbo, fundada en Murcia en el año 1980 por la familia Meseguer, ha presentado concurso voluntario de acreedores ante el Juzgado de lo Mercantil 1 de Murcia.

Tal como ha revelado el edicto concursal, el valor de la masa activa de Calzados Rumbo asciende a 10,5 millones de euros y el pasivo de la empresa se sitúa en los 8,7 millones.

A pesar de que la compañía ha mantenido unas ventas estables de entre 23 y 25 millones de euros a lo largo de los últimos cinco años, la crisis sanitaria que estamos viviendo, entre otros motivos, la ha llevado a declararse en concurso de acreedores.

Además, Calzados Rumbo cerró el año 2018 con una facturación de 24,1 millones de euros, lo que supuso un 5 % menos que en el ejercicio anterior y se sumó a unas deudas de 7,6 millones de euros, de las que más de cuatro millones eran a corto plazo.

La firma legal Gescon Auditores y Abogados está siendo la encargada de llevar la administración concursal de la compañía. A partir de ahora se determinará el activo y pasivo reales de la cadena y realizará una propuesta de pagos a los acreedores.

¿Qué es Calzados Rumbo?

Tras la creación de Calzados Rumbo encontramos a José Meseguer, que dio vida a la compañía hace 40 años, ha logrado abrir un total de 68 tiendas en diferentes regiones del territorio español y ha dado empleo a 300 personas.

En la actualidad, esta cadena de zapaterías murciana tiene presencia en las ciudades de Murcia, Alicante, Albacete y Madrid.

Desde su nacimiento, Calzados Rumbo ha contado con trabajadores especializados en calzado, moda y complementos y ha puesto a disposición de sus clientes una amplia variedad de modelos adaptados a las últimas tendencias.

En 2016 y después de abrir diferentes tiendas físicas en varias regiones españolas, la cadena decidió dar el salto a internet y sumergirse en el mundo digital abriendo su tienda on-line.

A día de hoy, los herederos de José Meseguer son los encargados de gestionar esta empresa que es propietaria de firmas como Rumbo, Shoe Mart, Cancha, Marca Hispánica y Toopsy.

Cabe señalar, asimismo, que esta cadena de zapaterías que acaba de entrar en concurso de acreedores se centra en la venta de calzado para mujeres, hombres y niños, así como de accesorios de moda, zapatos para hacer deporte y marcas tan reconocidas como Mustang, Adidas, Camper, Calvin Klein o Converse, entre otras muchas.

¿Cómo ha afectado el Covid-19 a la industria del calzado?

La pandemia de Covid-19 ha marcado un antes y un después en la vida de todos los seres humanos y ha supuesto un golpe muy duro para infinidad de emprendedores y pymes.

Si nos centramos en el sector de los zapatos, vemos que la producción de componentes para el calzado se ha reducido más de un 70 %, según datos de la Asociación de Componentes para el Calzado (AEC), que también ha revelado que el parón sufrido el pasado 14 de marzo provocó que multitud de fábricas de calzado se vieran obligadas a cesar su actividad.

Ante esta situación, no sorprende que empresas como Calzados Rumbo hayan entrado en concurso de acreedores, ya que el coronavirus ha traído consigo graves consecuencias no solo para la salud, sino también para la economía.


Si tu empresa está con problemas y estás valorando presentar concurso de acreedores, llámame y te asesoro de forma gratuita. Ponte en contacto con nosotros a través del formulario de contacto del blog.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial