Brussels Airlines, otra aerolínea al borde de la quiebra

Ayer, en el blog, hablamos de la quiebra de Level Europe y hoy de nuevo nos encontramos con otra aerolínea europea al borde del desastre, Brussels Airlines. El sector aeronáutico mundial va a vivir un “annus horribilis” del que solo saldrán vivas las compañías que dispongan de suficiente “pulmón” financiero para soportar la crisis del covid-19. En medio de la pandemia ya han quebrado o se han acogido al concurso de acreedores 11 aerolíneas, entre las que se encuentran algunas tan significativas como Latam, Thai, Air Mauritius, Eurowings o South African Airways entre otras.

Brussels Airlines. Quiebra si no recibe ayuda estatal

El último caso podría ser el de Brussels Airlines, la aerolínea nacional de bélgica y filial de Lufthansa Group. Esta compañía belga, que ya arrastraba una situación financiera bastante complicada en los últimos años, habría recibido el golpe de gracia con la crisis del coronavirus.

Sin embargo, el gobierno belga quiere evitar a toda costa la quiebra de la aerolínea y está negociando un préstamo de 300 millones de euros con su propietaria, Lufthansa, que permitan su reflotamiento. Brussels Airlines es activo estratégico para el gobierno de Bruselas. La compañía posee una flota de 57 aeronaves y gestiona 114 destinos. Además, la quiebra de Brussels Airlines pondría en peligro más de 4.200 empleos directos.

En este dramático contexto, Lufthansa Group ha subrayado que la ayuda gobierno a través de ese préstamo es la única manera de evitar la quiebra.

La negociación con sindicatos es la clave del proceso

No obstante, los 300 millones de euros que prestaría el gobierno belga no serían suficientes para evitar la quiebra de Brussels Airlines. La aerolínea va a necesitar una reestructuración profunda. El plan estratégico que han presentado sus directivos plantea recortar un 30% su flota de aviones y despedir a casi mil trabajadores.

Este plan no ha sido bien recibido por los sindicatos, que de momento no han llegado a ningún acuerdo con la dirección de la compañía. Lufthansa ya ha amenazado que de no llegar a un acuerdo social dejaría quebrar a su filial belga.

La situación de Lufthansa tampoco ayuda

Lufthansa, propietaria de Brussels Airlines, tampoco se encuentra en una situación boyante. La que hasta ahora era considerada como la aerolínea más importante de Europa, reconoció en el mes de abril que se encontraba al borde de la quiebra. El primer trimestre del año declaró unas pérdidas de 1.200 millones de euros. Las previsiones del segundo trimestre son incluso peores.

En este caso, el gobierno alemán no ha dudado en ofrecer un plan de rescate de 9.000 millones de euros a cambio de quedarse con el 20% de la aerolínea. De todos modos, esta decisión ahora tiene que ser aprobada por sus accionistas en la junta que se celebrará la próxima semana, el jueves 25 de junio. Su aprobación requerirá del voto positivo de dos tercios del capital social de la compañía. De no aprobarse el plan de rescate ofrecido por el gobierno germano la primera aerolínea europea correría el riesgo de declararse insolvente, poniendo en jaque más de 135.000 empleos directos en Europa.


¿Está tu empresa sufriendo un momento delicado? Si necesitas orientación gratuita y sin compromiso escríbeme. Mira el vídeo que incluyo a continuación. En Dipcom Corporate somos expertos en reflotamiento y reestructuración de negocios.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial