Rabanales 21 a punto de entrar en concurso de acreedores

La sociedad Parque Científico Tecnológico de Córdoba, S.L., más conocida como Rabanales 21, está valorando muy seriamente solicitar el concurso de acreedores. La propuesta ha venido de manos de la junta de accionistas y será refrendada por su Consejo de Administración en una reunión prevista para dentro de una semana, el próximo 23 de marzo.

Bajo esta sociedad se encuentra uno de los parques industriales más significativos de Córdoba. Comenzó su andadura en el año 2001. El objetivo inicial era crear un clúster empresarial que fomentase la investigación dentro del sector agroindustrial, sin embargo, al final se ha abierto a muchos más sectores. Actualmente, admite todo tipo de empresas tecnológicas.

Rabanales 21 condenada a repetir su historia

No es la primera vez que Rabanales 21 entra en situación de insolvencia declarada. En el año 2014, la sociedad Parque Científico Tecnológico de Córdoba, S.L. se acogió al artículo 5 bis de la ley concursal, más conocido como preconcurso de acreedores. En aquel momento la empresa pudo salir adelante gracias a que sus acreedores aceptaron los acuerdos de refinanciación propuestos por la compañía.

La historia se repitió de nuevo a inicios del ejercicio 2017, cuando la empresa volvió a solicitar el preconcurso. Esta vez los esfuerzos necesarios para salir de la situación de insolvencia tuvieron que ser mayores. Ramales 21 tuvo que hacer una ampliación de capital de 2,8 millones de euros para fortalecer y dar credibilidad a su plan de viabilidad. De esta forma, en el mes de junio de ese mismo año pudo ser reflotada y logró esquivar el concurso de acreedores.

Año 2020. Los socios piden el concurso de acreedores

Pero como dice el dicho popular “a la tercera va la vencida”. El pasado viernes, los socios decidieron aprobaron en junta de accionistas la propuesta de solicitar el concurso de acreedores de la sociedad que gestiona Rabanales 21, Parque Científico Tecnológico de Córdoba, S.L. La decisión ha sido tomada por la incapacidad de la sociedad de hacer frente a los compromisos de pago que mantiene con sus acreedores. No obstante, la última palabra la tendrá el consejo de administración, que estudiará y valorará la propuesta de los socios la próxima semana.

El principal problema de la sociedad es la importante deuda histórica que arrastra. Según han informado algunas fuentes cercanas a la empresa los mayores importes se deberían al Soprea y a la UCO. A día de hoy ascenderían ambos a más de 13 millones de euros. Como dato positivo hay que señalar que al menos la compañía no tiene pagos pendientes con Hacienda.

Ante esta situación de desbalance patrimonial, la junta de accionistas habría puesto encima de la mesa varias soluciones, entre ellas,  la capitalización de la deuda de algunos acreedores estratégicos o el concurso de acreedores. Sin embargo, la única que ha logrado el consenso mayoritario de todos los socios ha sido la solicitud de concurso.

Mi equipo te ayudará en situaciones similares

Si eres un empresario que está atravesando por dificultades financieras o de tesorería puedes contar conmigo. En mi despacho llevamos casi 15 años reflotando empresas y participando en procesos de reestructuración exitosos. Llámame o ponte en contacto conmigo a través de este blog y cuéntame tu caso.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores