AGRICOLA AGUILEÑA, AGRASA, entra en concurso de acreedores

La semana pasada, concretamente el pasado 18 de febrero, se declaró el concurso de acreedores voluntario de la empresa murciana AGRICOLA AGUILEÑA 1179, S.L., más conocida como AGRASA, después de haber sido acreditada su insolvencia ante María Dolores de las Heras García, jueza del juzgado de lo mercantil número 1 de Murcia.

Esta histórica empresa de cultivo y distribución agrícola es una de las que se ha visto afectada por la pésima situación que vive el sector en toda España. La agricultura en nuestro país sufrió embates en muchos frentes: Precios de venta por debajo de coste, clima adverso, incremento de las barreras comerciales, etc. Se podría decir, que el 2019 ha sido la consumación de una época terrible para el negocio agrícola.

AGRASA, entra en concurso de acreedores y liquidación tras un preconcurso fallido

El origen de AGRASA se remonta al año 1977 cuando se funda la sociedad y se crea la primera subasta agrícola de la población de Águilas. Desde entonces el negocio ha ido creciendo tanto en gama de producto (básicamente hortalizas) como en cifra de negocio. Además, los valores de la empresa siempre han ido ligados a la sostenibilidad y a la implicación medioambiental. En este ámbito ha sido una empresa destacada. En 2008, por ejemplo, se instalaron placas fotovoltaicas en el centro de manipulado que abastecen de energía renovable a sus instalaciones.

Sin embargo, la situación financiera no ha acompañado en los últimos años. AGRICOLA AGUILEÑA lleva desde hace bastante tiempo en una situación crítica. AGRASA se ha visto obligada a acogerse a la ley concursal tras varios ejercicios de pérdidas constantes. Hasta tal punto, que a día de hoy, la empresa se encuentra en una situación de desbalance patrimonial de muy difícil solución.

El primer paso que dio la empresa fue la presentación del preconcurso de acreedores el 27 de septiembre del año pasado. Un par de meses más tarde, en noviembre, la compañía despedía a más de 400 trabajadores de su plantilla. Finalmente, hace una semana, llegó el concurso de acreedores, tras un preconcurso fallido. Según algunos medios de comunicación, el equipo directivo de AGRICOLA AGUILEÑA ha confirmado la liquidación ordenada de la empresa, tras el despido de la totalidad de la plantilla, que ascendía finalmente a un total de 481 trabajadores.

El informe de auditoría 2018/19 de AGRICOLA AGUILEÑA 1179, S.L. revela la situación de profunda crisis que vivía la empresa

De acuerdo al informe público presentado en noviembre de 2019 por los auditores de la compañía, Audiest Auditores, la situación de AGRICOLA AGUILEÑA era crítica. La empresa a fecha de cierre del ejercicio 2018/19 presentó un fondo de maniobra negativo de casi 14 millones de euros y unos fondos propios negativos que superaban los 9,7 millones de euros. Las pérdidas también fueron millonarias, superándose los 14,5 millones de euros.

En este contexto financieramente tan adverso, los auditores expresaron dudas sobre la capacidad de que AGRASA pudiese continuar en funcionamiento. La única esperanza que mantenían era concluir de forma satisfactoria el proceso de reestructuración de la deuda que habían iniciado en el preconcurso.

Sin embargo, como finalmente se ha visto, la empresa no ha logrado ni la capitalización ni los acuerdos de refinanciación necesarios. Su inviabilidad ha propiciado la liquidación ordenada, dejando en la calle a cientos de trabajadores y cerrando una de las empresas más destacadas de la comarca.

Consultor experto en reflotamiento de empresas

Tanto yo como mi equipo llevamos más de una década trabajando en escenarios de crisis empresarial. Somos un equipo de economistas y abogados que nos dedicamos a reflotar empresas en situaciones financieras complicadas. Si necesitas ayuda, ponte en contacto conmigo a través del teléfono o del formulario de contacto de este blog.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores