Qué es el costo de oportunidad

En este artículo intentaré explicar un concepto muy utilizado pero no demasiado bien entendido: El costo de oportunidad.

La primera persona que acuñó el término “costo de oportunidad” fue el economista y sociólogo austriaco Friedrich von Wieser en su libro Teoría de la economía social publicado en 1914. En esta obra, Friedrich se da cuenta que a la hora de elegir entre múltiples inversiones a la vez, siempre se puede calcular el coste de las opciones que rechazamos.

Qué es el costo de oportunidad. Definición

Si tomamos una definición puramente económica, el costo de oportunidad es el cálculo del valor de la mejor opción de inversión a la que hemos renunciado por tomar una decisión económica alternativa de inversión diferente a la óptima. Por lo tanto, será ese valor máximo que sacrificamos al tomar una decisión económica.

Sin embargo, hay muchas veces que el concepto no llega a entenderse del todo bien. Por esta razón, cuando alguien no logra saber qué es el costo de oportunidad suelo probar con varias definiciones paralelas que pueden ayudar a aclararlo.

Definiciones alternativas

  • Es lo que dejamos de ganar al elegir una alternativa de inversión diferente
  • Es el beneficio que perdemos al haber desestimado la oportunidad de invertir en el negocio más rentable
  • Es lo que cuesta producir una unidad de un bien medido en la misma magnitud de la unidad alternativa que hemos sacrificado (es decir, que no hemos producido)
  • Es el rendimiento económico que obtendría si hubiera optado por la mejor alternativa de inversión
  • Es la diferencia de beneficio cuando tenemos dos alternativas de inversión diferentes
  • Son las pérdidas sufridas por no haber optado por la mejor opción de inversión

Algunos ejemplos concretos

Partamos de la siguiente hipótesis ampliamente aceptada en economía: “Ante cualquier decisión económica siempre buscamos la que tenga menor coste y aporte un mayor beneficio”. Si aceptamos esta afirmación como válida, cuando optamos por la opción más eficaz, el costo de oportunidad será cero. Sin embargo, si decidimos tomar una decisión económica que no corresponde a la que produce más beneficio a menor coste, entonces podremos calcular el costo de oportunidad diferente a cero.

Un par de ejemplos:

  • Ejemplo de alquiler de vivienda. Una persona tiene una vivienda que no usa pero decide no alquilarla. Si la alquila podría ingresar 7.000 euros anuales por parte de los arrendatarios. El coste de oportunidad por no alquilarla serían los 7.000 euros perdidos por tener la vivienda vacía.
  • Ejemplo de productos de inversión financiera. Una señora tiene 10.000 euros en el banco. El comercial de su entidad financiera le ofrece dos productos en los que colocar su dinero: El primero es un plazo fijo IPF a un interés de un 1 % anual, lo que le rentaría 100 euros el primer año. La segunda opción que le ofrece el banco es invertir en Letras del Tesoro a un interés del 1,3 % anual. Esta segunda opción le retaría 130 euros el primer año. Si la señora se decide finalmente por mantener a plazo fijo su dinero, el coste de oportunidad sería la diferencia entre lo que hubiese ganado invirtiendo en Letras del Tesoro y lo que ha ganado con el plazo fijo. Concretando el cálculo numérico 130 € – 100 € = 30 €.

Cómo calcular el costo de oportunidad

Desde el punto de vista micro y macroeconómico podríamos aportar varias fórmulas y metodologías de cómo calcular el costo de oportunidad. Sin embargo, el procedimiento de cálculo más sencillo es hallar la proporción de lo que perdemos entre lo que ganamos en la toma de una decisión económica.

En una decisión económica o de inversión, la fórmula sería:

Lo sacrificado / Lo ganado = Costo de oportunidad

No obstante, no olvidemos que a la hora de plantearnos cómo calcular el costo de oportunidad, tenemos que tener en cuenta siempre esta metodología:

  1. Elegir la magnitud adecuada con la que vamos a estudiar el coste. Puede ser una magnitud objetiva (por ejemplo, euros) o subjetiva (calidad del producto)
  2. Determinar perfectamente los gastos necesarios para poner en marcha la decisión económica o de inversión por la que nos decantamos.
  3. Aplicar la fórmula de cálculo del costo. Como ya hemos comentado anteriormente, se obtendrá de la diferencia entre el valor de la mejor decisión económica o de inversión y la opción elegida. Si se da la paradoja que la decisión mejor es la misma que la opción elegida, entonces el costo de oportunidad será cero.

Espero haberte ayudado a saber de manera sucinta qué es el costo de oportunidad y como se calcula. Cualquier pregunta, sugerencia, corrección o discrepancia sobre este artículo u otro que veas en mi blog, no dudes en comunicármela. Puedes hacerlo a través del formulario de contacto.