Qué es el pool bancario

Cada vez que un empresario se dirige a una entidad financiera a solicitar un préstamo o línea de crédito los gestores bancarios suelen pedir bastante documentación. Esta documentación les ayudará a decidir si nos dan o nos niegan financiación. En este sentido, el pool bancario es parte de esa información esencial que el departamento de riesgos necesita para estudiar la concesión del préstamo.

Pero, ¿Qué es el pool bancario?

La expresión “pool bancario” es un anglicismo muy comúnmente utilizado en el ámbito empresarial y financiero. Básicamente es un cuadro en el que se detallan todas las posiciones de deuda que tenemos con bancos y entidades de crédito.

Esta información es de mucha utilidad para el banco. En ella se analiza el nivel de endeudamiento al que hemos llegado y ayuda a calcular la calificación crediticia de nuestra empresa. Además, permitirá conocer como está repartido el riesgo entre todos los bancos. A pesar de que pudiera parecer lo contrario, a las entidades financieras no les gusta mucho asumir todo el riesgo de una empresa y normalmente valoran positivamente que una compañía trabaje con varios bancos a la vez.

Qué datos debe contener un pool bancario modelo

Como ya hemos dicho, un pool bancario modelo tiene que contener una relación de todas las posiciones de deuda que mantiene con cada banco. También deberá explicar los diferentes productos que mantiene con cada uno de ellos, así como las características y vencimientos de los mismos. Como información básica, un pool debería contener como mínimo estos datos:

  1. Nombre de la entidad. Indicaremos el nombre del banco o entidad financiera donde tenemos la posición de deuda.
  2. Producto. Aquí indicaremos el tipo de producto que hemos contratado. Puede ser un préstamo, una línea de crédito, descuento de efectos comerciales, un leasing, una línea de avales, una línea de confirming o factoring, etc.
  3. Límite y uso de la póliza. Determinaremos cuantitativamente el endeudamiento máximo en euros que nos permite la línea contratada. No siempre es necesario disponer del 100% del capital que nos han concedido. Además del límite es aconsejable determinar también su porcentaje de uso, y determinar tanto el capital disponible como el capital dispuesto.
  4. Vencimiento de la póliza. Este dato es uno de los más importantes. Determina la fecha en la que vence la línea y el momento en el que tenemos que devolver el capital o renovar la póliza. Lo determinaremos con una fecha concreta, de acuerdo al contrato suscrito con cada entidad.
  5. Garantías. Dentro de un pool bancario modelo habrá también que incluir el tipo de garantías que hemos suscrito en la póliza de crédito. Las garantías pueden ser reales o personales, dependiendo de su naturaleza. Por ejemplo, una garantía real sería una hipoteca de un bien inmueble, que queda en “prenda” hasta que devolvamos el préstamo. Por el contrario, la garantía personal la otorga el que responde con el conjunto de su patrimonio.

Una de las formas más sencillas de presentar el pool es mediante una plantilla Excel que incluya todos estos datos, a los que podemos añadir otros que consideremos necesarios (importes de cuotas de amortización, % interés, etc.). A continuación, os adjunto en formato excel un pool bancario modelo básico que de forma rápida podéis utilizar como plantilla o como base para crearos el vuestro propio.

Pool bancario plantilla

No hay que mentir. El banco contrastará los datos con el CIRBE

Hay que tener mucha prudencia con la información que proporcionamos al banco. Nunca debemos mentir o dar información incompleta. Las entidades financieras tienen herramientas para comprobar que el pool bancario que le entregamos es auténtico.

Es importante conocer este dato. Todas las entidades financieras tienen la obligación de informar al Banco de España de todas las posiciones de endeudamiento tanto de personas físicas como jurídicas. El organismo encargado de este fin se llama CIRBE (Central de Información de Riesgos del Banco de España). Este organismo mantiene una base de datos que es confidencial. Sin embargo, los bancos siempre te exigirán firmar un documento donde les das permiso para solicitarla en tu nombre. De esta manera, las entidades financieras pueden comprobar si el pool bancario que les has entregado es coincidente con el que tiene el Banco de España.

Te ayudamos a “pelear” en situaciones difíciles

Espero haberte ayudado a entender mejor qué es el pool bancario. En Dipcom Corporate nos dedicamos a “pelear” en situaciones empresariales difíciles. Somos expertos en gestión de crisis empresarial y te podemos ayudar en los momentos más delicados de la vida de tu empresa. Tenemos un historial de éxitos importante en reflotamiento de empresas, incluso en preconcurso y concurso de acreedores.

Si estás viviendo un proceso de este tipo, por favor, no dudes en llamarme y te daré asesoramiento específico y sin compromiso. Ponte en contacto a través del teléfono de nuestras oficinas o del formulario de contacto de este blog.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores