Delito de alzamiento de bienes en el concurso de acreedores

Cuando una empresa se encuentra en concurso de acreedores, una de las conductas que más vigila el administrador concursal es que no se produzca ningún delito de alzamiento de bienes por parte del empresario.

En un proceso concursal es habitual que el propietario de una empresa se encuentre en una situación de riesgo patrimonial, por lo que esta conducta se convierte en una “tentación” difícil de evitar. Hoy trataré de explicar qué es el alzamiento de bienes

Qué es el delito de alzamiento de bienes

Lo principal que tenemos que saber es que el alzamiento de bienes es un delito. Por lo tanto, está perseguido por ley y tipificado en el código penal. Concretamente, en España está recogido en el artículo 257, en el cual se establecen penas de prisión de uno a cuatro años y multas que van de doce a veinticuatro meses.

La ley define muy bien qué es el alzamiento de bienes y explica las diferentes circunstancias en las que se puede llegar a cometer este delito socio-económico:

  • La primera es deshacerse de los bienes y ocultarlos lejos de la vista de sus acreedores. De esta forma, al ignorar el paradero del bien o del dinero, el deudor obstaculiza el posible embargo o ejecución del bien
  • En un segundo término, también existen fórmulas más complejas que el deudor puede tratar de llevar a cabo. Es habitual, por ejemplo, interponer sociedades pantalla para ocultar bienes o utilizar a familiares o amigos dificultando el embargo del patrimonio. Algunas técnicas ilícitas más comunes pueden ser:
    • Donar bienes a familiares o amigos
    • Grabar con deudas o hipotecas al bien, para devaluarlo e imposibilitar su embargo o ejecución
    • La venta simulada o ficticia de bienes a favor de alguien afín. En este caso, se traspasa la propiedad del bien a una tercera persona que nunca se llega a cobrar, encubriéndose de esta manera una donación

El alzamiento puede derivar en concurso culpable

En el concurso de acreedores, el delito de alzamiento de bienes es una conducta que lamentablemente se produce con demasiada frecuencia. En estas circunstancias, el empresario debería saber que el riesgo es máximo ya que tendrá muchos “ojos” puestos en todo lo que haga. Los acreedores, los trabajadores, el juez mercantil y el administrador concursal estarán vigilantes para evitar que el empresario substraiga activos de la empresa.

Si el empresario es sorprendido cometiendo este delito, el administrador concursal está obligado a informar al juez de este hecho inmediatamente y como resultado se calificará el concurso culpable, produciéndose las siguientes consecuencias:

  • Se perseguirá penalmente al empresario en base al artículo 257 del código penal
  • Será inhabilitado para administrar bienes ajenos y/o empresas hasta un máximo de 15 años
  • Deberá devolver todo lo que se hubiera apropiado de forma indebida
  • Deberá hacer frente a posibles indemnizaciones por daños y perjuicios

Cómo proteger legalmente tu patrimonio

En este artículo te he explicado lo que es el alzamiento de bienes. Ahora ya sabes lo que tienes que hacer para evitar cometer este delito del código penal. A pesar de esto, como empresario, deberías tomar algunas medidas patrimoniales legales que protejan eficazmente tu patrimonio. Además, deberías actuar mucho antes de que se conviertan en comportamientos legalmente punibles. En este sentido, tanto yo como mi equipo de asesores legales y económicos de Dipcom Corporate, podemos ayudarte a establecer una estrategia legal y financiera correcta que separe tu patrimonio personal del empresarial y así blindarlo ante ataques de tus acreedores, por supuesto, siempre dentro del marco legal.

Si eres empresario y quieres más información, llámame y te ofrezco un asesoramiento inicial gratuito y sin compromiso. También puedes contactarme a través del formulario de este blog.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores