Índice de Gini. La desigualdad social y sus consecuencias

El índice de Gini o coeficiente de Gini es un método de cálculo de la desigualdad en un país o grupo social. Lo desarrolló el sociólogo y estadístico italiano Corrado Gini con el objeto de medir la desigualdad de ingresos en una nación o en cualquier sociedad. Sin embargo, hoy en día no solo se utiliza para los ingresos en particular, sino que se aplica para calcular la desigualdad social en general.

Este índice computa la desigualdad teniendo en cuenta únicamente los ingresos salariales de las personas. Por eso utilizaremos este dato con cautela a la hora de medir la desigualdad de un grupo social o nación. No siempre es exacto. Sin embargo, es uno de los métodos universalmente más aceptados para su cálculo.

Como se calcula el índice de Gini

El coeficiente de Gini es un valor que va desde cero a uno. El valor “cero” supondría una sociedad utópica en la que todos sus miembros tienen ingresos idénticos, mientras que, en el otro extremo, el valor “uno” indicaría una desigualdad social absoluta en la que un único individuo obtendría el 100% de los ingresos y los demás carecerían de rentas.

La fórmula concreta para su cálculo no es muy complicada a nivel matemático, sin embargo, para no hacer excesivamente denso este post, simplemente la incluiré como curiosidad. Técnicamente su cálculo se estima mediante una proporción de las áreas generadas en la curva de Lorenz. Si alguien quiere ahondar en el cálculo matemático del coeficiente, puede ponerse en contacto conmigo y le amplio información y documentación.

indice-de-gini-formula

Qué pasa si el coeficiente de Gini es elevado

Es evidente que mantener un índice de Gini bajo es síntoma de una sociedad igualitaria y con una justa distribución de las rentas entre sus miembros. Por el contrario, mantener un coeficiente elevado es síntoma de brecha y desigualdad social. Sin embargo, los problemas no acaban ahí. Algunos expertos indican que un país con un índice de Gini superior a 0,40 empezará a tener problemas para mantener la cohesión social.

La presión de la desigualdad socioeconómica convierte a los países con un coeficiente de Gini alto en “polvorines sociales” a punto de estallar. En los países con índices superiores a 0,40 la calidad democrática se deteriora. La brecha entre ricos y pobres se va acentuando y se pierde la confianza en sus gobernantes. El descontento social aumenta, las revueltas sociales se incrementan exponencialmente y puede llegar el caso que el país acabe siendo ingobernable como ocurre en algunas sociedades africanas. Estos pueden ser los casos de La República Democrática del Congo y la República Centroafricana, con índice de Gini por encima de 0,50. Estos países aun mantienen conflictos armados internos en 2020.

Países con mayor y menor desigualdad social

Como indicamos al principio, este coeficiente puede no ser del todo exacto. Sin embargo, nos aporta una fotografía bastante fidedigna de la distribución de rentas y de la desigualdad en el mundo.

Países nórdicos como Islandia, Noruega o Finlandia son ejemplo de estados del bienestar y de sociedades avanzadas. Su coeficiente de Gini no supera en ninguno de los casos el 0,25. En la otra cara de la moneda, podemos encontrar a países del tercer mundo como Zambia, Namibia o Botsuana. En este caso, estos paupérrimos países africanos tienen coeficientes que llegan a superar el 0,60.

Cualquier aclaración o pregunta que tengas sobre este artículo no dudes en hacérmela llegar. Si está en mi mano trataré de resolvértela. Hazlo a través de este post o de forma privada en el formulario de contacto.