¿Qué son los cursos mooc? Coursera, la referencia sectorial

En los últimos años la formación online y en vídeo ha tenido un gran impulso. Los conocidos como cursos MOOC han experimentado un gran crecimiento, como puede ser el caso de la plataforma de educación virtual Coursera.

¿Un curso mooc qué es exactamente?

Un mooc es un acrónimo que responde a las siglas (Massive Open Online Course o Curso En-Línea Masivo y abierto). El término fue acuñado por Dave Cormier y Brian Hypertuano en 2008.

Hoy en día cientos de universidades ofrecen mooc, bajo el principio de que la educación debe estar disponible para todos y debe ser abierta. Además, también hay startups que han intentado hacer negocio con esta tendencia.

Una de las mayores plataformas para disfrutar de cursos mooc es Coursera. El viaje de esta startup ha sido apasionante y muestra cómo este tipo de compañías han tenido que buscarse las mañas para poder obtener ingresos. La compañía ha tenido que pivotar una y otra vez para ello.

Coursera, la plataforma de educación virtual de referencia

Para saber cómo funciona una plataforma de cursos mooc, qué es y cuáles son sus fórmulas de monetización lo mejor es analizar uno de sus mayores referentes, la plataforma de educación virtual Coursera. En abril de este año esta startup cerró una ronda de financiación de series E de nada menos que 103 millones de euros. Con esta inyección de capital la compañía ha pasado a engrosar la lista de los unicornios (compañías con financiación privada que están valoradas en más de 1.000 millones de dólares). En total, desde su nacimiento, habría levantado 313,1 millones de dólares de fondos.

En 2018 Coursera obtuvo unos ingresos de 140 millones de dólares. Sin embargo, para esta startup con siete años de vida, el camino a la monetización no ha sido sencillo. El servicio se lanzó en enero de 2012 con el firme propósito de “conseguir la mejor educación en el mundo esté disponible de manera gratuita para cualquier persona que la busque”. Es decir, en su nacimiento la plataforma de cursos mooc no contaba con ningún modelo de negocio.

Un ejemplo de monetización de cursos mooc

Uno de los primeros intentos de monetizar que persiguió el servicio fue el vender datos de los estudiantes con mejores calificaciones y expedientes a las empresas. Es decir, Coursera quiso convertirse en una especie de headhunter. Esto ocurrió en diciembre de 2012, cuando la firma contaba con 2 millones de estudiantes registrados. Las compañías pagaban y los estudiantes también tenían que abobar una cantidad para ser elegibles. Algunas compañías como Facebook o Twitter utilizaron el servicio, pero de manera muy silenciosa Coursera lo cerró en algún momento.

La segunda tentativa para obtener ingresos de Coursera fue la venta de certificados verificados para sus cursos. Los mooc seguían siendo gratuitos, pero aquellos que quisieran un título por haberlos cursado tenían que pasar por caja. Estos documentos se ofrecían por entre 30 dólares y 100. La idea no le fue mal y a los nueve meses de su lanzamiento había obtenido 1 millón de dólares mediante la venta de 25.000 certificados a unos 4,7 millones de estudiantes. Además, este modelo es, hoy en día, bastante común en la mayoría de plataformas que ofrecen mooc. La formación no cuesta nada, pero acreditarla sí que tiene un coste.

Más adelante, la startup ha abogado por otras fórmulas, como la especialización o el lanzamiento de una plataforma on-demand. En 2015 llevó a cabo la creación de su propio iMBA aliándose con una universidad de EE.UU. Este máster en administración de empresas tenía un coste de 20.000 dólares, la mitad de la mayoría de MBAs en EE.UU. En 2016 estrenó cursos guiados por mentores y una solución llamada Coursera for Business, para que las empresas pudieran contratar cursos para sus empleados.

La cosa no se quedó ahí y a mediados de 2017 probaron un modelo de suscripción. Por una cuota mensual cualquiera podría disfrutar de las especializaciones. Además, Coursera comenzó a lanzar grados online, con un coste entre 15.000 y 30.000 euros anuales.

Financiación para startups educativas y disruptivas

¿Has puesto en marcha tu propia startup de cursos online o educativas? ¿Estás buscando financiación para darle un empujón? En Dipcom Corporate podemos echarte una mano para que obtengas los fondos necesarios para cerrar tu próxima ronda.

Gracias a la estrecha relación que nos hemos labrado en los últimos años con el mundo del capital riesgo, nos hemos convertido en un puente entre emprendedores e inversores. Si estás interesado en saber más, puedes ponerte en contacto conmigo utilizando este formulario.

Si buscas un mentor, quizás también pueda ayudarte, ya que realizo mentoring de startups por afición para proyectos que me parecen disruptivos.