Neuron Biopharma: Concurso de acreedores en fase de liquidación

Nueve de cada diez empresas que entran en concurso de acreedores acaban llegando a la fase de liquidación. Y eso es precisamente lo que le ha sucedido a Neuron Biopharma hace unos días. La compañía granadina, que tenía su sede en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud, se ha visto obligada a afrontar esta nueva etapa tras no lograr la financiación que necesitaba.

Neuron Bio: Liquidación inesperada

Este habría sido un duro golpe para Neuron Bio. Liquidación era un concepto que no estaba en sus planes para nada. De hecho, la empresa estaba negociando con la compañía valenciana Dimention 14 para obtener una ampliación de capital mediante un préstamo convertible. Lograrlo era su salvavidas para dejar atrás el concurso. Sin embargo, finalmente la operación no llegó a consumarse.

La situación habría arrastrado también a Neol Bio, firma biotecnológica que había surgido en 2015 como una joint venture participada a un 50% por Neuron Biopharma y a otro 50% por Repsol.

Neuron Bio: Concurso de acreedores después del preconcurso

Neuron Bio y concurso de acreedores son dos términos que vienen ligados desde hace dos años. Inicialmente la andaluza se declaró en preconcurso de acreedores en mayo de 2017, comunicando su decisión al Mercado Alternativo Bursátil.

La compañía quiso optar por esa figura para logar el dinero necesario para “poder potenciar actividades más rentables”.

No obstante, Neuron Bio no llegó a un acuerdo con los acreedores, ni tampoco logró el favor de nuevos inversores durante los cuatro meses de intervalo que permite el preconcurso. Así, se vio empujada a solicitar el concurso a finales de ese ejercicio.

Para encargarse del procedimiento, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Granda designó como administrador concursal a Mir y Romero Asesores Mercantiles SLP, representada por Miguel Romero Sánchez.

Origen de la situación concursal de Neuron Biopharma

Hay varias razones por la cual Neuron Bio entra en concurso de acreedores. La empresa granadina se creo en 2005, cuando el negocio bioindustrial estaba al alza y aún no había llegado la crisis. Entonces, la firma desarrollaba moléculas para luego venderlas. Sin embargo, en 2010 las farmacéuticas dejaron de adquirirlas por la crisis y por otros motivos.

El cambio en el negocio y la competencia con las universidades también le obligó a reducir el precio de sus servicios.

Además, Neuron ha tenido que asumir enormes gastos por un edificio en el Parque Tecnológico de Ciencias de la Salud que había construido y que en realidad estaba infrautilizando. La decisión de tener un edificio propio se dio después de que se agotara su contrato de alquiler de tres años en unas oficinas en el Edificio Bic de la Agencia IDEA.

Si no quieres que tu negocio eche el cierre, como le ha ocurrido a Neuron Biopharma, es recomendable que tiendas la mano a profesionales que te orienten y te acompañen durante el procedimiento concursal. No debes olvidar que, bien gestionado, un concurso de acreedores también puede ser un proceso para renovarse.

En Dipcom Corporate disponemos de años de experiencia en empresas en crisis y un alto porcentaje de reflotamiento. Somos los creadores de un método que permite multiplicar por 20 el porcentaje de éxito en procesos concursales y preconcursales. Puedes escribirme a través del siguiente formulario y contaré lo que necesitas saber.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores