El Grupo Comapa entra en preconcurso de acreedores

La empresa especializada en producción y distribución de productos cárnicos Grupo Comapa, también conocida como Comapa 2001, habría optado por el preconcurso de acreedores.

La compañía, con sede en Alcobendas se habría acogido a dicha figura el pasado 20 de mayo, con el fin de resolver su difícil situación económica. En los últimos meses la firma madrileña habría tenido que lidiar con importantes deudas frente a proveedores y entidades financieras.

Fuentes de Comapa 2001 han asegurado a medios especializados que esperan que el preconcurso les de la oportunidad de “reordenar la situación financiera de la empresa para poder afrontar de forma más óptima los retos empresariales” que se les presenta.

Según muestra el último ejercicio presentado en el Registro Mercantil, el de 2017, Grupo Comapa acumulaba un pasivo de 94,7 millones de euros frente a los bancos y su deuda con los proveedores y administraciones públicas se elevaba a 101, 8 millones de euros.

Grupo Comapa: Preconcurso con ventajas

Estando en situación de preconcurso de acreedores Grupo Comapa ha podido disfrutar de algunos beneficios que no habría tenido si se hubiera declarado directamente en concurso de acreedores.

La empresa madrileña ha obtenido tres meses más uno de margen en los que tiene la posibilidad de negociar con los acreedores para solucionar su deuda. En dicho intervalo está pudiendo conservar sus órganos de gobierno, puesto que no entra en juego un administrador concursal, como si pasa en el concurso.

A ello hay que sumar que desde mayo ha quedado blindada en cierta manera, ya que se ha producido la paralización de los embargos y las ejecuciones judiciales. Además, no ha habido  obligación de hacer su situación pública para Comapa. Preconcurso, que por cierto, estaría próximo a tocar a su fin, ya que la fecha límite sería el próximo 20 de septiembre.

La polémica del jamón podrido

Comapa es uno de los mayores distribuidores de ibéricos de España, surtiendo a gigantes de como Carrefour. El año pasado la firma saltó a la polémica en la que se les acusó, presuntamente, de desplegar toda una trama para captar jamón en mal estado, limpiarlo y cambiar sus etiquetas, colocando una fecha de caducidad que era un año posterior a la verdadera. Medio centenar de personas fueron detenidas.

Sanidad había prohibido su marca Oro de la Ermita el encontrarse que la carne estaba en mal estado. Previamente, una de sus marcas, Sierra Alpujarra, había sido objeto de varias denuncias, porque en algunos de sus jamones se habían encontrado gusanos.

Los jamones de Comapa 2001 también se habían distribuido a pequeñas cadenas de supermercados y cárceles.

Al margen de la polémica del jamón podrido, que aún está siendo investigado por los juzgados de Badajoz, la organización de consumidores Facua denunció a Grupo Comapa por la venta de jamones con etiquetado confuso. Presuntamente, la empresa comercializaba jamones de cerdos criados en Polonia dando a pensar que eran de Granada. Se les reclamó que la carne ni siquiera se curaba y envasaba en la Alpujarra, sino en otras localidades españolas como Segovia.

¿Está atravesando tu empresa un momento difícil? ¿Se encuentra tu negocio en situación de insolvencia? Si estás planteándote entrar en preconcurso de acreedores o concurso, en Dipcom Corporate podemos echarte una mano y guiarte durante todo el proceso. Nuestro equipo cuenta con años de experiencia y un alto porcentaje de éxito en el reflotamiento de empresas en crisis. Si estás interesado, escríbeme a través del siguiente formulario.

Dipcom Corporate, expertos en reestructuración empresarial

Metodología para reflotar empresas en concurso de acreedores